COMPARTIR

El invicto Jermall Charlo renunció a su título súper wélter de la Federación Mundial de Boxeo y dio el salto a las 160 libras.

“He estado pensando en pasar a 160 libras hace algún tiempo”, dijo Charlo. “Fue una lucha para mí hacer el peso de la pelea por el título pasado. Una vez que capturé el título lo defendí de inmediato, porque no estaba seguro de cuánto tiempo podría mantener el peso. Lo sostuve un año más para luchar contra Austin Trout y Julian Williams. Siento que hay cosas más grandes y mejores para mí en 160 donde todavía puedo mantener mi peso y ser más fuerte. La idea de ser dos veces campeón del mundo es un gran objetivo para mí”.

Según Charlo, en las 154 el único rival que vale la pena es su compañero de campamento Erislandy Lara y se niega a pelear con él. Por ello su entrenador Ronnie Shields está a favor del ascenso a una división más alta.

“Es un movimiento que tiene que hacerse”, dijo Shields. “Definitivamente tenía problemas para hacer ese peso. No tiene sentido mantenerse firme al hacer ese peso. Ir a 160 libras es una necesidad. Creo que lo hace bien allí. Es lo suficientemente grande para manejar el peso. No es que tengamos que hacer algo especial para competir a 160 libras. Eso es básicamente lo que él es – un peso mediano”.

El deportista se estrenaría en su nueva división en mayo.

Por: Redacción BDC Internacional – Foto: PBC