Adam Braidwood: El albañil que ganó una pelea en la cartelera de Eléider Álvarez

1090
0
COMPARTIR

El físico del boxeador canadiense Adam Braidwood (7-1, 6 Ko´s) intimida: 6 pies 4 pulgadas (1.93 metros), unos volados de derecha que le pueden arrancar la cabeza a cualquiera que tenga el arrojo de ponérsele enfrente, como le ocurrió a su compatriota Eric Martel Bahoeli (11-7, 7 Ko´s), en la antesala del choque estelar en el que el colombiano Eléider Álvarez noqueó a Lucián Buté en el Centro Videotrón de Quebec City (Canadá).

Braidwood, de 32 años, tiene una interrumpida carrera pugilística que inició en el año 2009, se vio forzosamente cortada hasta el 2015 cuando retomó, haciendo desde ese momento seis combates hasta ahora, cinco de ellos ganados por la vía rápida.

Esa interrupción que tuvo Braidwood de seis años sin poder combatir tuvo que ver más por situaciones médicas debido a lesiones en sus rodillas debido a la práctica simultánea que hacía del fútbol americano, que logró jugar hasta el nivel profesional.

El espigado hombre natural de Delta en la región de British Columbia (Canadá) comenzó a abusar de la ingesta de los medicamentos que le enviaron los médicos para controlar el dolor que le producían las lesiones en las rodillas y a la serie de contusiones que sufrió jugando este deporte.

“Fueron momentos complicados en los que el dolor me llevó a abusar de los medicamentos que en su momento me recetaron (Oxycontin y Percocets) y llevó a otras cosas que me dejaron consecuencias”, dijo Braidwood a BOXEO DE COLOMBIA, recordando esos momentos complicados a los que hizo referencia.

El abuso de estos medicamentos lo llevaron a buscarlos de forma ilegal a las calles, luego esto llevó a la violencia y a cometer delitos como asalto sexual a una ex novia que lo llevaron a la cárcel.

“Estoy tratando de redimirme porque tengo planes hacia el futuro”, le comentó a Marco Pérez de BOXEO DE COLOMBIA minutos después de ganar su pelea en el quinto asalto el pasado viernes en el Centro Videotrón de Quebec City.

“La emoción con la victoria es por todo lo que he pasado en mi vida. Los momentos difíciles, los errores cometidos, la disciplina para salir adelante, el esfuerzo, todo. Siempre hay esperanza si uno quiere cambiar y no importa la edad (tiene 32 años), quiero seguir la carrea de boxeador”, dijo.

Braidwood es albañil de construcción en Victoria donde reside, entrena y se preparó para la confrontación que le ganó a Bahoeli por la vía rápida.

“Cargar ladrillos y cemento me ayuda a mantenerme en forma”, dijo de forma jocosa Adam Braidwood, el hombre que pasó por el fútbol americano, las artes marciales mixtas y quien ve en el boxeo la forma de redimirse a sí mismo de sus fantasmas del pasado.

Por: Redacción BDC – Foto: Marco Pérez /Mpsportimages.com