Adiós al Coliseo Cubierto Humberto Perea

Adiós al Coliseo Cubierto Humberto Perea

1280
0
COMPARTIR

Sobre las 11:00 a.m. de este domingo, 26 de junio, y con una temperetarua que rondaba los 30°C, Barranquilla le dijo adiós al Coliseo Cubierto Humberto Perea, uno de los primeros escenarios a nivel nacional en donde se practicó el boxeo.

Con una implosión controlada se demolió la estructura que fue construida en el Parque 11 de Noviembre en 1961, con motivo de los VI Juegos Bolivarianos. Aunque algunos desprevenidos se sorprendieron por el fuerte estruendo.

Los organismos de socorro despejaron la zona para que las ondas no causaran traumatismos en las personas cercanas. Una vez en el suelo la estructura, decenas de curiosos se acercaron al lugar para tomar las fotografías del recuerdo con sus teléfonos celulares.

El Coliseo Cubierto atrapa historias deportivas, musicales y hasta amorosas. Dichas vivencias están arraigadas en la memoria de las personas que en algún momento visitaron el escenario.

La gloria deportiva más grande está en los puños de Ricardo Cardona (Q.E.P.D), quien el 15 de diciembre de 1979 defendió por quinta ocasión su faja mundial supergallo de la AMB, ante el argentino Sergio Víctor Palma.

Pero también retumbaban en las paredes del extinto escenario el griterío que causaron las hazañas de Rodrigo ‘Rocky’ Valdés en la década de los 70 o el muy querido Mario ‘Martillo’ Miranda, quien se convirtió en campeón nacional al vencer Armando ‘Policía’ Pérez, pero también venció al campeón suramericano Rubén Valdés y al mexicano Guillermo Morales.

Muchos deportistas, como el ya nombrado ‘Martillo’ Miranda, junto a Fidel Bassa y Ener Julio, crearon su carrera en el Coliseo Cubierto, que lleva su nombre no por un boxeador, sino por Humberto Perea, campeón nacional de los 100 metros planos y en tiro de jabalina.

Hasta los años 90 los barranquilleros disfrutaron de grandes veladas boxísticas en este lugar, entre las despedidas está la última pelea mundialista realizada entre Ener Julio y el Mexicano David Ojeda, que terminó con nocaut fulminante a favor del colombiano, quien se colgó el cinto de la OIB peso superligero. Finalmente, el 4 de junio de 2008 el Coliseo fue cerrado, y con él debieron marcharse deportistas de luchas que aún entrenaban en el lugar. Lo que resultó siendo mejor, porque por el mal estado muchos jóvenes estaban sufriendo lesiones.

Pero no todo fue boxeo, también el Coliseo disfrutó de taekwondo y levantamiento de pesas, entre otras disciplinas, además de las primeras ediciones del Festival de Orquestas y Acordeones del Carnaval, con la participación de músicos de la talla de Rafael Orozco, Diomedes Díaz y El Gran Combo de Puerto Rico.

Según lo expresó el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, los diseños del nuevo coliseo estarán listos para máximo seis semanas y el “palacio de combates”, como él mismo lo denominó, abriría las puertas para finales de 2017 o principios de 2018.

Por: Jeffry Almarales Nieto – Foto: Hansel Vásquez