Árbitro Manuel Arroyo explica descalificación de Dormedes Potes

Árbitro Manuel Arroyo explica descalificación de Dormedes Potes

453
0
COMPARTIR

El pasado viernes en el Coliseo Sugar Baby Rojas, Segundo Herrera fue el ganador de su pelea ante Dormedes Potes, quien fue descalificado por lanzar golpes bajos cuando la contienda iba 77-74 y 75-76 (X2) a favor de Herrera. Esto desató la protesta por parte de Potes, quien manifestó a Boxeo de Colombia que el “árbitro siempre quejándose” por los golpes que él lanzaba.

“El árbitro siempre quejándose, diciendo que la mano iba abajo, donde le golpe siempre fue certeros, en la concha. Tiene la pantaloneta arriba, qué culpa”, dijo, añadiendo que no entendía porque el árbitro, Manuel Arroyo, le detuvo la pelea. “Él sabe que no tenía que pararla porque eran golpes certeros que estaba poniendo”, dijo.

Potes aseguró que no entendía el motivo de su descalificación, mostrando sus sentimientos de impotencia. “Esto le da rabia a cualquier deportista que sabe que hace las cosas bien. Le van diciendo unas manos que no tienen que hacer ahí. No tenía que bajarme ningún punto, en ningún momento le pegué abajo. Herrera se empieza a quejar y los árbitros le creyeron”, sentenció.

Al final de la pelea, Herrera mostró un golpe recibido en una de sus piernas, a lo que Potes reconoció que en el tercer asalto sí tiró un golpe bajo y le alcanzó a golpear la pierna.

Sin embargo, Boxeo de Colombia se comunicó con el árbitro de la contienda para aclarar la situación ocurrida, ratificando que hizo lo que establece el reglamento y se mantendrá con su decisión, para la que tendrá las evidencias de los vídeos tomados.

Arroyo lamentó que Potes “tenga esa percepción de lo que ocurrió”, pero ratificó que él como oficial, tiene que aplicar el reglamento, por lo que no se defenderá e hizo referencia a las imágenes de televisión que se mostrarán del combate. “Él podrá verlo y sacar sus propias conclusiones”, comentó.

El juez también es consciente que a Potes no le gustó la decisión, pero ratificó que “a mí como oficial no me queda bien ser tan permisivo con un boxeador que comete tantas faltas evidentes”, dijo. Además, añadió que tiene al boxeador en un buen concepto de luchador, pero no irá en contra del reglamento.

“Si tiene una queja puede hacerla ante la Comisión Nacional de Boxeo, no voy a hablar mal de él ni cambiar mi percepción sobre él, pero debo responder porque todo lo que ocurra en el ring, se ajusta a la legalidad”, sentenció.

Por: Redacción BDC – Vídeo: Marco Pérez / MPsportimages.com.