Breidis Prescott, un recuerdo que se va apagando

Breidis Prescott, un recuerdo que se va apagando

355
0
COMPARTIR

A los 36 años, Breidis Prescott ha logrado mantenerse vigente en el boxeo internacional, a pesar de no estar en su mejor presente deportivo. El pasado 10 de mayo, el oriundo de Barranquilla, Atlántico, se enfrentó al cubano Livan Navarro, con quier perdió por la vía de la decisión unánime, en velada organizada en el Seminole Hard Rock Hotel and Casino, en Holltwood, Florida.

Más allá de haber significado su quinta derrota al hilo, la cuarta en territorio norteamericano, Breidis sigue siendo contactado para futuros duelos, aunque este último pudo haber sido su última vez en el ring.

“Ahora mismo no tengo muy claro lo que será mi futuro. Por el momento quiero recuperarme y sentarme a hablar con mis padres. Luego de eso decidiré si seguimos o no”, dijo Prescott en entrevista con Boxeo de Colombia.

Sus padres siempre han significado una parte importante en la carrera deportiva de Prescott. Manuel Prescott, su padre, ha estado con él desde que decidió probar suerte en el mundo del pugilismo, oficiando como su entrenador de cabecera, tarea que ha mantenido hasta la actualidad, cuando aún le sigue preparando para sus duelos dentro o fuera de Colombia, en un coqueto gimnasia en la ciudad de Valledupar, donde viven.

“Ellos siempre se preocupan mucho por mi cuando voy a pelear. Debo sentarme hablar con ellos y decidir lo mejor para mí”, mencionó.

Sus mejores años en el cuadrilátero parecen haberse quedado atrás, en el pasado. Aquella figura que prometía ser una de las revelaciones más importantes del boxeo colombiano se ha desvanecido. Su gesta de vencer por nocaut en el primer asalto a Amir Khan, es ahora un mero recuerdo que le ha ayudado a mantenerse en pie, pero ese cimiento se ha desgastado con el tiempo, y sus diez derrotas en los últimos cuatro años lo ratifican.

¿Es posible seguir peleador con ese tipo de registro? Para Prescott lo es, más allá que ya esté perdiendo la motivación de seguir intentándolo.

“Yo me preparo a fondo para cada contienda, porque debo dar el máximo en el ring, ya que estoy poniendo en juego mi integridad física. Pero con el pasar del tiempo he estado perdiendo la motivación ante tantas injusticias. No importa que venga bien preparado y que haga una gran presentación, porque al final me roban la pelea. Tampoco importa que venga sin preparación, porque igual perderé y no pasará nada, da igual. Entonces uno se cansa de esa situación, pero aún así sigo buscando la victoria en cada salida, como siempre lo he hecho”, aseguró Prescott.

Muchos le han criticado esa actitud de mantenerse en actividad. Algunos le lanzar duras opiniones y le piden que deje el boxeo, porque, según esas voces, ha perdido el alma de peleador, algo que el mismo Breidis Enrique desmiente por completo.

“Aún tengo corazón de peleador y se pudo ver en la pelea o en las últimas que he tenido. Siempre que me golpean, yo trato de devolver dos, busco la manera de hacerlo, porque así es como vivo las cosas cada vez que subo al ring”, manifestó.

¿Aún queda Breidis Prescott para el mundo del boxeo? La respuesta a esa pregunta está en Breidis Prescott, que como él mismo lo dijo, espera resolver junto a su familia lo más pronto posible, y cuando eso suceda, todos estarán al pendiente de qué camino habrá elegido tomar.

Por: Redacción BDC – Foto: Marco Pérez – Mpsportimages.com