Las tres decepciones del boxeo en el 2018

Las tres decepciones del boxeo en el 2018

337
0
COMPARTIR
Crédito: Sky Sports

En el boxeo no todo es logros, hitos históricos o momentos para resaltar y aplaudir, ya que como todo en la vida, también cuenta con su lado negativo, esa cara donde el boxeador no es héroe, no es ovacionado o alzado en hombros. Acá es señalado y criticado.

2018 no estuvo exento de este tipo hechos en el boxeo. Tres momentos en específico marcaron el interés de muchos. Tres momentos donde la decepción fue total en fanáticos y expertos. Tres instantes en los cuales Saúl ‘Canelo’ Álvarez, Julio César Chávez Jr y Lucas Matthysse fueron juzgados por todos.

El clembuterol y ‘Canelo’

Luego del polémico empate en la primera edición de Gennady Golovkin vs Saúl Álvarez en 2017, el mundo del boxeo esperaba con ansias la revancha para el mes de mayo de 2018. Todo estaba listo, las boletas vendidas para un show en Las Vegas, pero todo se detuvo cuando el 5 de marzo, la noticia del positivo en control antidoping a ‘Canelo’, prendió la mecha en la hoguera.

Los medios de comunicación se revolucionaron ante la información que llegaba y las voces en apoyo al peleador mexicano no se hicieron esperar. Mauricio Sulaiman, presidente del CMB, afirmó en su momento que creía firmemente en la inocencia de Saúl, que todo se aclararía, pero con el pasar de los días, los estudios revelaron que en su organismo se encontraban rasgos de clembuterol, una droga especial que favorece el rendimiento físico y el crecimiento de músculos, algo totalmente prohibido en el boxeo.

Un filete de carne contaminada con esta sustancia fue la causante de este bochornoso episodio. En México, donde ‘Canelo’ hizo parte de su campamento, el uso del clembuterol en el ganador es normal, provocando que su carne la contenga. Un descuido infantil que le costó 6 meses de suspensión.

Imposible regreso

En mayo de 2017 fue la última vez que se vio a Julio César Chávez Jr en un ring. Desde entonces ha estado alejado de toda actividad deportiva luego de esa terrible noche de boxeo por parte del ex campeón del mundo, quien se exigió al máximo para llegar a un peso que no era el acorde a su cuerpo, lo que le terminó afectando seriamente.

En 2018, más exactamente en su segundo semestre, Chávez Jr apareció para anunciar su regreso para finales de año. Muchos nombres aparecieron en la carpeta de opciones. El mismo peleador aseguraba que todo estaba acordado para su regreso, que hasta podría tener un nuevo cara a cara ante ‘Maravilla’ Martínez, pero al final todo terminó quedándose en palabras.

Alfredo Angulo era el nombre más posible en el marco de la cartelera de Deontay Wilder vs Tyson Fury en Los Ángeles, California. Muchos lo daban por hecho, y a última hora todo se canceló por parte del equipo de Chávez Jr, quienes alegaron que el peleador no estaba listo físicamente para una contienda.

Más de un año ha pasado desde su caída ante ‘Canelo’. Julio César hijo ha sufrido las consecuencias de sus pésimas decisiones. Su cuerpo parece no poder más, su mente igual y el espíritu de boxeador parece haberse esfumado. Una decepción total para sus aficionados, quienes esperaban un final más decoroso del heredero de una leyenda del boxeo mexicano.

Matthysse y su conformismo

Cuando Tewa Kiram cayó derrotado por la vía del nocaut el 27 de enero de este año, un boxeador argentino renació de las cenizas. Como el ave fénix, Lucar Matthysse retomaba su lugar de privilegio en la cúspide del boxeo al ganar el título mundial de la AMB en el peso wélter luego de años duros donde estuvo al borde del retiro.

Argentina volvió a creer en la ‘Máquina’ y en sus deseos de seguir haciendo historia, más cuando se confirmó su enfrentamiento ante el mítico Manny Pacquiao en Malasia. Letras de oro podía escribir Lucas en ese combate…Pero no lo quiso hacer.

El 15 de julio será recordado de manera amarga para muchos fanáticos de Matthysse del boxeo en el general, ya que el peleador argentino se conformó con estar ante Manny como campeón del mundo. En su mente eso era suficiente, el tope, el techo de su carrera deportiva, y ese día fue él, fue un ente sin ganas de luchar.

Criticado por su actitud poco aguerrida y displicente, Matthysse cerró su carrera deportiva no de la forma en que todos querían, por algo fue señalado y abucheado, pero sí lo fue para el mismo Matthysse, quien dijo el mismo día de su derrota: “He llegado a lo más alto posible en mi carrera. Estoy feliz”.

Por: Mauro Alfonso París – @MauroMet94