Chocolatico fue una máquina de lanzar golpes y retuvo el cetro

Chocolatico fue una máquina de lanzar golpes y retuvo el cetro

990
0
COMPARTIR

El nicaragüense Román ‘Chocolatito’ González demostró que tiene nudillos de acero y le dio una paliza en apenas dos asaltos al experimentado mexicano Édgar Sosa que apenas pudo leer la frase en la pantaloneta de su rival, Dios te ama, pero lo que vivió fue un juicio inclemente del crédito de Managua, que retuvo la corona mosca del CMB en su tercera defensa, en el Forum de Inglewood.

Román no esperó asalto de estudio y desde el sonar de la campana asestó severas combinaciones de derecha arriba y ganchos a la zona blanda para salir adelante en la primera vuelta. Al segundo, Sosa visitó la lona cuando nuevamente sintió que lo golpeó un martillo, la sensación que daba el campeón centroamericano que llegó a 37 victorias por la vía del sueño.

Al  segundo, el referí Raúl Caiz Jr debió parar ante el apabullante castigo y detuvo la pelea a los dos minutos y 36 segundos del asalto, materializando Román González una victoria que hizo parecer de rutina, pero que tuvo un altísimo ingrediente técnico, físico y de una agresividad incomparable.

‘Chocolatito’ hizo rememorar a su pueblo ‘nica’ las hazañas de quien fuera su mentor el desaparecido Alexis Arguello. Su récord se estacionó en 43-0-0, 37 nocauts. Sosa perdió por novena ocasión en su carrera de boxeo de paga.

Redacción BDC Foto Alma Montiel