Destino caprichoso: privados de la gloria

530
0
COMPARTIR

La derrota de Miguel Marriaga ante Vasyl Lomachenko nos dejó un dato que no podemos dejar pasar por alto: tercera vez en la que pierde la oportunidad de alzarse con un título mundial. La primera vez fue en el 2015 ante el jamaiquino Nicholas Walters (26-1-1, 21 KOs) por la vía de la decisión unánime; la segunda, dos años después, fue ante el mexicano Óscar Valdéz (22-0, 19 KOs), también por las tarjetas.

Esta particularidad en la carrera del colombiano de 30 años nos invita a pensar, a hacer memoria para buscar qué otros pugilistas ‘cafeteros’ también fallaron, dos o más veces, ante la chance de portar el prestigio de ser el monarca de su división. La lista podría ser muy larga ante el gran número de afamados boxeadores que ha parido Colombia, por tal razón nos limitaremos a recordar tres nombres, uno por cada generación: actual (2000), reciente (1990) y antigua (1960), y así poder abarcar, en cierta medida, parte de la rica historia del boxeo de nuestro país.

Óscar Escandón (2008-2017): 3-2

Proveniente de una región donde es poco común la salida de boxeadores, Óscar Escandón, oriundo del departamento del Tolima, tuvo su debut profesional el seis de junio del 2008 ante Luis Meza, en el Coliseo Miguel ‘Happy’ Lora en Montería, lugar donde comenzaría a construir su camino a la gloria.

Sus primeras peleas las hizo en el peso gallo, pero con el paso de los años, subió al súper gallo, división que le permitiría su primera oportunidad de luchas por un título mundial.

10 de julio del 2013, Nehomar Cermeno, por el cetro mundial interino de la AMB del peso súper gallo: derrota en Panamá y primer fallo por un título mundial. 0-1

Un año después tendría su revancha por el mismo título y ante Tyson Cave, el 11 de diciembre del 2014, lograría obtener el rótulo de campeón mundial, el cual desgraciadamente sólo le duraría hasta el 2015, cuando ante Moisés Flores perdiera en la defensa de su cinturón.

Hasta el momento contamos con un saldo de 1-2, que sumaría otro saldo en verde el 6 de marzo del 2015: nocaut ante Robinson Castellanos por el título interino del CMB en el peso pluma. 2-2.

Pero los desafíos continentales no paraban, y este año, el 2 de mayo, Gary Russel Jr. le volvería a demostrar la dura cara de la derrota a Escandón, esta vez por el cetro del CMB, dejando así su saldo en 2-3, dos celebraciones de cinco posibles, mejores números que Marriaga, que en 3 ha regresado sin nada.

Víctor Polo (1990-2005): 5-0

A diferencia de Escandón, Víctor Elías Polo sí nació en la tierra de los mejores boxeadores de Colombia. Bolívar fue su departamento; Cartagena, su ciudad en la cual debutó un 30 de noviembre de 1990.

Su tragín negativo en la búsqueda de la gloria mundialista inició ante Manuel Medina por el título mundial del FIB en el peso pluma. Esta dura derrota fue el 16 de mayo de 1994. Siete años después, ya en el nuevo milenio, la segunda derrota en sus ansias de gloria fue propinada por Derrick Gainer por el reconocimiento de la AMB. 2-0.

El 2002 vivió la misma suerte ante Julio Pablo Chacón, esta vez por la placa de la OMB, la cual buscaría de nuevo en el 2005 ante Scott Harrison, pero el empate le negaría nuevamente la opción por cuarta vez. 4-0.

De nuevo en el 2005, exactamente el 7 de mayo. Juan Manuel Márquez hizo cátedra de su clase y por la vía de la decisión unánime terminaría con la última oportunidad de hacerse inmortal para Polo. Aquella pelea fue la última de su carrera, la que cerraría un ciclo con un contundente 5-0.

Bernardo Caraballo (1960-1977): 2-0

Fue uno de los primeros, el legendario Bernardo Caraballo, de las 101 peleas. El oriundo de Bocachica, Bolívar, debutó el 15 de noviembre de 1960 ante Efraín Tatis en Cartagena. Desde ese día comenzó a forjarse la leyenda del invencible que inspiró a muchos de nuestros boxeadores actuales y muy seguramente a los dos previamente reseñados.

Caraballo tuvo su primer intento fallido por la gloria mundial en 1964 ante Eder Jofre. Un nocaut le privó de apoderarse de los títulos del CMB y AMB del peso gallo. 1-0

Su segunda, y última, fue en las lejanas tierras del Tokio, Japón. Fighting Harada le derrotó en lar tarjetas por los mismos títulos que hacía tres años atrás había perdido. 2-0.

Fueron muy pocas sus oportunidades, pero eso no frenó sus ganas de seguir luchando, de seguir haciendo grande su legado, hasta que el 2 de septiembre de 1977, Bernardo firmó su final en el cuadrilátero ante Alfonso Rada, dándole por terminado a 17 años de cerrera.

Destino caprichoso

Con este pequeño repaso nos podemos dar cuenta de lo difícil que ha sido y es para un púgil colombiano alzarse con el reconocimiento de ser campeón del mundo. Parece que el destino así lo prepara. pero hoy en día han surgido nuevos valores con la firma intención de burlarse de ella, de devorarse el planeta, y demostrar la calidad, el talento y las ganas de gloria del boxeador de Colombia.

Por: Mauro Alfonso París | @MauroMet94 – Foto: Marco Pérez / Mpsportimages.com