El antes y el después de un excampeón mundial

El antes y el después de un excampeón mundial

1134
0
COMPARTIR

En una humana entrevista para la sección ‘Canchallena’ del portal noticioso La Nación, de Argentina, el pugilista Sergio Gabriel ‘Maravilla’ Martínez habló de todo un poco, sobre todo de ese cambio drástico en su vida, en el que pasó a ser el héroe de un país a ser aborrecido por el mismo después de

Sin embargo, dijo ‘Maravilla’, que jamás se sintió “héroe nacional” por lo conseguido como profesional, y  que por ende no sintió lo drástico del cambio de su imagen, cuando perdido el título mundial mediano ante Miguel Cotto, pues “no hinché mi pecho el día que yo ganaba, entonces no tengo porque hundirlo el día que perdí”.

“Yo no puedo ponerme eufórico el día que gano porque me digan que soy el mejor, porque el día que pierda me voy a poner muy triste. Prefiero tomarme las cosas con calma. Tenemos una sociedad que funciona de esa manera. No sé qué clase de enfermedad tenemos en nuestra sociedad para estar más preocupado en la vida de los demás. Pero eso vende y la sociedad lo compra”, agregó.

Asimismo pidió “disculpas lógicas a la gente que trabajó conmigo, que depositaron su confianza y su trabajo en mí, aunque no debí pedir disculpas porque yo también trabajé”. Indicó además que nunca sintió vergüenza por perder, porque dio lo mejor de sí aun cuando estaba en riesgo su salud.+

“¿Vergüenza? No. Perder no me gusta, nunca, sí al principio da mucha bronca, pero perdí y nada… yo también quería ganar. Me entrené durante dos meses con dos fracturas, una en cada rodilla. Obvio quería ganar”, señaló hoy 40 años de edad.

Posterior a eso, habló de su retiro, el cual no confirma, pero que es inminente.

“Yo quiero saber, si me voy a retirar, en qué condiciones voy a hacerlo. Diría que estoy perfectamente, que puedo pelear, pero no peleo más. O te dirías que los médicos me han dicho que no puedo pelear más, pero para eso tengo que tener unos resultados médicos que me entregan la próxima semana. Ya con eso vamos a analizar las opciones que tenemos”, comentó.

“Si me tengo que ir del boxeo miro atrás y me diré: ‘¿Qué me queda si ya pasé por todo los escenarios por los que se puede pasar?’. Yo estuve arriba. A veces me pregunto para qué seguir. Ya cumplí 40 años, se me notan las arrugas y el pelo se me está cayendo. Ya soy un ex boxeador, mi rodilla está destrozada”, sostuvo para finalizar.

Por: Redacción BDC Internacional  Foto: MPSPORTIMAGES