El camino del ‘Terremoto’ hacia el tetracampeonato

El camino del ‘Terremoto’ hacia el tetracampeonato

239
0
COMPARTIR
Crédito: Twitter Leo Santa Cruz

Cuando debutó en octubre 13 de 2006 por nocaut ante Pedro Silva en los Estados Unidos, pocos se imaginaron que 13 años después, ese chico de nombre Leodegario Santa Cruz, se convertiría en tetracampeón del mundo y entraría en la historia dorada del boxeo mexicano. Impensado para muchos, pero una realidad que se consumó este 23 de noviembre.

Antes del tetra

Comenzando en los peso gallo, Santa Cruz tuvo un inicio plagado de victorias que le llevó a ganar su primer título importante en su salida número 16, cuando en su natal México se impuso a Stephane Jamoye y se quedó con el cinturón interino juvenil del CMB en 2011, haciendo ya visible su nombre y lo podía lograr a futuro.

Un año después de esa victoria ante Jamoye, llegó el primer campeonato mundial. El Home Depot Center en Carson, Arizona, fue la sede del bautismo como monarca orbital de Leo, que por la vía de la decisión unánime ante Vusi Malinga, el 2 de junio de 2012, se alzaría con el título de la FIB en las 118 libras, mismo que defendería en cuatro oportunidades hasta su decisión de dar el salto de categoría y buscar el bicampeonato.

Solo 365 días y dos meses demoró en lograr conquistar su segunda división de peso. El 24 de agosto de 2013, ante Victor Terrazas, Santa Cruz logró un espectacular nocaut en el tercer asalto de su pelea para quedarse con el fajón del CMB en los supergallo, sumando las 122 libras a sus registros.

Nuevamente cuatro fueron los duelos defendiendo su cetro antes de subir un escalón más. El peso pluma le recibió con retos importantes desde el primer día. Esta vez la espera fue casi nula, ya que en su primera salida en la nueva categoría, ya lograría el objetivo del tricampeonato al derrotar a Abner Mares por decisión mayoritaria el 29 de agosto de 2015, agregando a su museo de trofeos el título Super de la AMB y Diamante del CMB.

Pero como se señaló antes, las 126 libras recibieron al hijo de Michoacán con retos importantes, tantos que significaron su primera y única caída como profesional hasta el sol de hoy. Carl Frampton, en una intensa velada en el Barclays Center en Nueva York, frenó en seco el invicto de Leo, dándole un duro golpe a su moral, pero que no terminó siendo definitivo, algo que se evidenció en su revancha inmediata, donde el mexicano recuperó su campeonato AMB y su honor como campeón.

Chris Avalos, Abner Mares, de nuevo, y Rafael Rivera, aparecieron en el camino de Leo en estos últimos dos años. Las 126 parecía quedarse corta para las ambiciones del chico de 31 años, que al no encontrar duelos de unificación a la vista, y sentirse cómodo para dar un salto más, no lo pensó dos veces ante la posibilidad de conquistar las 130 libras y entrar en un selecto grupo de la rica historia del boxeo mexicano.

La noche del tetracampeonato

El MGM Grand Garden Arena de Las Vegas no podía ser un escenario mejor para tal gesta deportiva. Su rival, Miguel Flores, también mexicano, se asomaba como el villano que podía arruinar el sueño de ese chico que debutó hace 13 años un tal día de 2006. Santa Cruz no iba a permitir que eso sucediera, y vaya que se aseguró de hacerlo: 117-110, 117-110 y 115-112, las tarjetas a su favor por parte de los jueces, en una victoria contundente para lograr su cuarto título mundial en cuatro divisiones diferentes.

La corredera de la AMB en los superpluma está ahora en las manos de Leo, quien sigue sin creer el logro alcanzado. Para él es un sueño hecho realidad que se hizo posible gracias a su equipo, familia y todos los que estuvieron presentes en su formación profesional, que hoy le permiten conformar la lista de los púgiles mexicanos tetracampeones del mundo, que pasó de cuatro a cinco.

  • Érik ‘Terrible’ Morales: Supergallo, Pluma, Superpluma y Superligero.
  • Juan Manuel Márquez: Pluma, Superpluma, Ligero y Superligero.
  • Jorge Arce: Minimosca, Mosca, Supermosca, Gallo y Supergallo.
  • Saún ‘Canelo’ Álvarez: Superwélter, Mediano, Supermediano y Semicompleto.
  • Leo Santa Cruz: Gallo, Supergallo, Pluma y Superpluma.

¿Unificación o peso ligero? Las dos rutas para Leo en 2020, donde el pentacampeonato podría ser una tentación. ¿Se animará?

Por: Redacción BDC Internacional