Pacquiao derrotó a Thurman y se mantiene como campeón de la AMB

Pacquiao derrotó a Thurman y se mantiene como campeón de la AMB

982
0
COMPARTIR

Los asistentes al MGM Grand, en Las Vegas, Nevada, podrán decir que presenciaron una de las mejores peleas del año. Los que pagaron sus tiquetes para ver a Manny Pacquiao ante Keith Thurman, podrán decir que fueron testigos de 12 asaltos de boxeo total entre dos pugilistas que representaron la esencia de lucha y entrega de este deporte, que vivió una de las mejores noches en su historia.

En una pelea candidata, si no lo es ya, para la mejor del 2019, Pacquiao, 8 veces campeón del mundo, se quedó con el triunfo al derrotar por decisión dividida a Thurman, para mantenerse monarca del peso wélter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), sumando un hito más a su leyenda.

La pelea, que en la previa se palpitó que sería intensa y muy disputada, arrancó con todo con la campanada inicial. Thurman salió con la agresividad por las nubes a conectarle sendos golpes al rostro de Pacquiao, algo que sorprendió a propios y extraños en el MGM Grand, que no podían creer la manera con la cual había salido el defensor del título, pero esos rostros de asombro, que se mantendrían a lo largo de la velada, cambiaron a éxtasis total cuando ‘Pac-Man’ salió con una rápida combinación de la nada, la cual terminó con un gancho de derecha que mandó a ver estrellas a ‘One Time’, quien sobrevivió al conteo, pero fue el llamado de advertencia a no subestimar al rival que tenía al frente.

En el segundo, Manny mantuvo el ritmo con el cual cerró el episodio anterior, sumándole su ya característica velocidad que no le dejaba posibilidad de reponerse a Keith, que sufriría en los asaltos siguientes hasta que llegó a la mitad del combate, donde el filipino comenzó a sentir el desgaste, algo normal a sus 40 años, que el estadounidense, 10 años menor, supo aprovechar.

El sexto y séptimo nos dejaron ver la mejor versión de Thurman a nivel de combinaciones y ritmo. Pacquiao parecía estarle pasando factura el esfuerzo de los asaltos anteriores, sumándole más tensión a la reyerta, que comenzaba a acercarse a los episodios de campeonato.

Ya en el décimo, el físico de Manny se recuperó, no por completo, pero sí en el porcentaje perfecto para conectar el mejor golpe de la pelea: un gancho de derecha al hígado que dejó sin habla a Thurman, quien a pesar de haber recibido tan potente tiro, logró mantenerse en pie y sobrevivir el resto del asalto.

Los rounds finales fueron un ida y vuelta constante a pesar del cansancio acumulado. Los dos protagonistas dejaron cuerpo y alma en el cuadrilátero, dejando claro que llegaron a esta pelea con la mejor preparación posible en aras de ofrecer un espectáculo sin precedentes, objetivo que cumplieron con creces y recibió el beneplácito de un público que aplaudió el actuar de estos dos boxeadores.

Ya en las tarjetas, fiel a como se presentó el combate, los jueces marcaron un duelo reñido, de pocas diferencias, y así se reflejó en los puntajes: 114-113 para Thurman; 115-112 para Pacquiao y 115-112 para el campeón de la AMB en las 147 libras.

Victoria 62 para Manny y primera derrota para Keith. Los números de una magnifica noche de boxeo en Las Vegas.

Por: Mauro Alfonso París /@MauroMet94