Entre abucheos, Rigondeaux se convierte en campeón gallo AMB

Entre abucheos, Rigondeaux se convierte en campeón gallo AMB

361
0
COMPARTIR
Crédito: Showtime Boxing.

En el PPL Center de Allentown, Pennsylvania, se dieron cita el cubano de 39 años, Guillermo ‘El Chacal’ Rigondeaux, y el venezolano Liborio Solís de 37 años, para disputar el título vacante en peso gallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Duelo prometedor entre dos experimentados excampeones del mundo.

La campana sonó y de una vez hubo intensidad en el cuadrilátero. Solís salió al ataque y Rigondeaux se mantuvo firme con sus puños altos para defenderse, y poco a poco soltarse, hasta que tiró en dos oportunidades, dos golpes potentes con su puño izquierdo para sacudir al venezolano, quien también respondió y pegó fuerte sobre el cuerpo del cubano.

El round siguiente, todo extrañamente cambió. Guillermo se plantó en el ring y de vez en cuando evadía golpes, y Liborio bajó en su intensidad de golpes, terminando el asalto entre abucheos por la poca cantidad de golpes lanzados. Así, nuevamente entre abucheos y movimientos sobre el cuadrilátero, se mantuvo el tercero.

‘El Chacal’ apeló a su experiencia táctica y bajando la guardia, esperó que Solís tirara golpes para así atacar de contragolpe soltando su puño izquierdo para hacer daño. Por su parte, Liborio se desesperaba por la actitud del cubano y hacía constantes llamados a la lucha, mientras los aficionados abucheaban.

Sobre el séptimo asalto, la contienda se volvió a calentar. La esquina de Rigondeaux pidió mayor participación de su parte y a pocos segundos de haber comenzado el round, tiró un gran upper de izquierda que desubicó a Solís, acompañado de dos ganchos con la zurda para mandarlo contra las cuerdas, siendo necesaria la intervención del juez para el respectivo conteo. Tras esto, el venezolano tomó un respiro y se mantuvo firme con la pelea.

Tres asaltos más tarde, Rigondeaux retomó su intensidad y tiró un nuevo golpe con la izquierda para sacudir a Liborio, dejándolo al borde del nocaut y con las piernas débiles. Sin embargo, el cubano no se animó a lanzar más golpes para acabar la lucha.

El round final llegó. Rigondeaux tenía la confianza por lo poco hecho durante la contienda y se movió sobre el ring para evitar los golpes de Solís, quien constantemente le hablaba y provocaba a la lucha; pero la pelea terminó con los abucheos del público.

Sin mayor problema ni preocupación, pero con suspenso de tarjetas, ‘El Chacal’ fue el vencedor de la contienda y se quedó con el título mundial del peso gallo de la AMB, pues los jueces dieron una decisión dividida, marcando 115-112 y 116-111 para el cubano, y 115-112 para el venezolano.

Por: Redacción BDC Internacional.