‘Estoy entrenando como si fuera a pelear contra Márquez o Pacquiao’: Bradley

‘Estoy entrenando como si fuera a pelear contra Márquez o Pacquiao’: Bradley

1049
0
COMPARTIR

La última vez que Timothy Bradley (31-1-1, 12 KO´s) se presentó en el Stubhub Center de Carson, California, protagonizó la pelea del año (2013) ante el ruso pica madera Ruslan Provodnikov y ahora no quiere bajar el listón en comparación con aquella batalla, en su regreso a ese mismo sitio cuando se mida este 27 de junio al invicto y campeón superligero AMB, el californiano Jessie Vargas (26-0, 9 KO´s), con quien disputará el cetro que una vez tuvo Bradley, el welter de la OMB, y televisada por HBO.

Bradley y Vargas se presentaron ante un auditorio de periodistas este lunes 18 de mayo para prometer un gran espectáculo de cara a la cita pactada.

“Esta pelea no es broma. No veía la hora de volver a este sitio (Stubhub Center), cada vez que combato allí es, literalmente, una guerra. Y esta no será la excepción. Es un campeón joven, invicto, y quiero serles sincero tiemblo del nerviosismo. Este chico va por cosas grandes, por retos y quiero lo mismo que él. Recuperar ese cetro que una vez tuve”, expresó el apodado como ‘Tormenta del Desierto’. Y además agregó que “estoy entrenando como si fuera a enfrentar a Márquez o a Pacquiao”, resaltó el ex doble campeón del mundo.

Bradley, quien al principio de la presentación del combate promovido por Top Rank, aclaró que llegó al escenario con gafas oscuras no por un asunto de moda o para verse con una imagen fresca, sino debido a una prescripción médica, para que no lo mal interpretaran.

El actual monarca invicto de los superligeros versión Asociación Mundial de Boxeo, el crédito de Los Ángeles, pero radicado en Las Vegas, Jessie Vargas, se dirigió a los presentes en dos idiomas (inglés, primeramente, y español) para agradecer a su promotor y a la cuerda de su rival, pero dejó en claro que “serán dos peleadores de gran talento y corazón y eso da como resultado grandes peleas. Siempre peleo mejor cuando tengo buenos rivales al frente”, declaró Vargas.

Entretanto, las esquinas fueron un poco más agudas en una atmósfera marcada por el respeto y los elogios mutuos. “Tim va a ser campeón nuevamente. Los conozco a ambos y al final la gente va estar muy feliz de venir a verlos. Vargas está invicto y es talentoso” expuso en su turno el experimentado entrenador mexicano Joel Díaz conductor de Bradley.

Su homólogo, el ex monarca Roy Jones Junior apeló a que la opinión pública los reconozca como grandes combatientes que merecen todo el crédito del mundo y la confianza de los aficionados para irlos a ver y paguen por esa pelea. “Son dos buenos boxeadores y mejores dos personas”, dijo el entrenador de Vargas, quien recibió elogios muy personales de Bradley, quien dijo que cuando chico quería pelear como Roy Jones.

El promotor de la cartelera, Bob Arum, mantuvo toda la tarde un aire de buen humor que se vio subrayado cuando se refirió al precio de las entradas que saldrán a la venta este martes.

“Están en un precio razonable de USD 150, USD 75, USD 50 y USD 25. Por los diez mil dólares que se pagaron el pasado 2 de mayo (Maywetaher-Pacquiao) se consiguen muchas de estas y con una pelea mucho mejor”, dijo en entrerisas.

Por: Redacción BDC Internacional