Frank Warren, molesto porque Rivas desconocía el dopaje de Whyte

Frank Warren, molesto porque Rivas desconocía el dopaje de Whyte

565
0
COMPARTIR
Crédito: Matchroom Boxing

En una semana complicada para el deporte mundial tras los fallecimientos de Maxim Dadashev y Hugo Santillán en los últimos días, producto de fuertes daños cerebrales ocasionados por golpes, Frank Warren se mostró enojado además por la situación ocurrida hace una semana con Dillian Whyte, quien al parecer dio positivo en una prueba antidopaje previo a su enfrentamiento ante Óscar Rivas.

Whyte y Rivas disputaron el 20 de julio en el O2 Arena de Londres, el título interino del peso pesado del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), acercándose así a una posibilidad mayor de disputar el título mundial; y según informes, el británico habría dado positivo en una prueba antidopaje, con una sustancia que le permite mejorar su rendimiento.

Warren calificó este acto como un “nuevo escándalo” que empaña al deporte y por el cual Rivas estuvo con el riesgo latente de sufrir serias consecuencias al no estar informado de la situación que ocurría con su rival, pues todas las partes involucradas como el propio Whyte, el promotor Eddie Hearn, la Junta de Control de Boxeo Británico y el UKAD bajo la Agencia Mundial Antidopaje, sabían de la situación, excepto el colombiano.

Frank manifestó que normalmente en una situación como estas, el boxeador es suspendido de inmediato y tiene un plazo de siete días para responder, y luego será analizada la muestra B, refutando los hallazgos de la primera toma; con esto, se llevó a cabo una audiencia el mismo día de la pelea, que se “mantuvo en secreto”, razón por la cual Rivas no estuvo enterado de lo ocurrido.

“En última instancia, su vida estaba en peligro y era necesario formular preguntas, pero ni a él ni a su equipo se les dijo nada. Si les hubieran dicho que podrían haber tomado una decisión sobre si Rivas quería o debería pelear o no. Si requerían una compensación financiera, ¿cuáles eran las implicaciones si se retiraban de la pelea y, lo más importante, las pólizas de seguro vigentes y cómo se verían afectadas? ¿La compañía de seguros fue informada? ¿Cubrirían un luchador que estaba tomando PED o un luchador que sufrió una lesión o algo peor como resultado?”, comentó.

Por otra parte, criticó al CMB, ente que tenía su título interino en disputa y que “no sabía nada al respecto”, cuestionando el por qué desconocer la situación si promocionan el Programa de Boxeo Limpio. “Creo que es indignante que se permita a un luchador subir al ring para enfrentarse a alguien con una nube de dopaje colgando sobre su cabeza y ser totalmente inconsciente de lo que está sucediendo”, sostuvo.

El promotor también cuestionó a la empresa de Hearn, Matchroom Boxing, que no es la primera vez en ser culpable de una situación como estas, poniendo en peligro la seguridad de boxeadores, pues ocurrió en el pasado cuando se consideró que Billy-Joe Saunders había fallado una prueba de VADA para usar un descongestionante nasal mientras estaba fuera de competición, lo que está permitido por el UKAD.

“Dos jóvenes murieron esta semana, así que ahora, más que nunca, existe la necesidad de una transparencia total. Necesitamos conocer los resultados de la muestra B tan pronto como sea posible para la integridad del deporte. A lo largo de todo esto, nadie está diciendo que no ha habido una prueba positiva aquí. Siendo ese el caso, ¿qué estaba haciendo él en el ring? El hombre que estaba arriesgando su vida en oposición seguramente tenía derecho a saber todo esto y no se ha respetado un deber de cuidado. Esta es la esencia de lo que se trata el boxeo, la seguridad de los boxeadores”, dijo.

Finalmente, aseguró que “hay tantas preguntas que deben replantearse y es posible que hayan respuestas válidas para ellas, pero necesitamos saberlo y un muro de silencio no interesa a nadie”, complementando que “de cualquier forma que quiera verlo, seguramente nadie puede negar el hecho de que Rivas tenía derecho a saber qué estaba pasando. Y a nadie le pareció bien decirle y para mí eso es inmoral”.

“Hay cosas más importantes en este deporte nuestro que ganar más dinero y las personas involucradas en este escándalo deben ser llamadas a rendir cuentas y pronto”, sentenció.

Por: Redacción BDC Internacional