Gran debut de Munguía en las 160: derrotó a O’Sullivan

Gran debut de Munguía en las 160: derrotó a O’Sullivan

245
0
COMPARTIR
DAZN.

El Alamodome de San Antonio, Texas, fue el escenario que recibió la primera gran cartelera del 2020, donde el mexicano Jaime Munguía (34-0, 27 KOs) hacía su debut en el peso medio ante el experimentado irlandés Gary O’Sullivan (30-3, 21 KOs).

La campana sonó y Munguía era más ofensivo con su golpe de puño izquierdo, usándolo en repetidas ocasiones de recto y gancho, y su derecha la soltaba de repente para debilitar el cuerpo. Sobre el final del primer round, el mexicano se fue sobre el irlandés llevándolo contra las cuerdas para lanzar una gran combinación de golpes que aturdieron a O’Sullivan.

‘Spike’ reaccionó en el segundo y se soltó más para tirar golpes. Uno de ellos lo conectó de gran manera sobre el rostro de Munguía, para hacerle sentir que tenía rival enfrente. Mientras tanto, Munguía mantuvo su trabajo y comenzó a utilizar uppers para sorprender al irlandés.

Los dos primeros asaltos fueron una muestra de lo que iba a suceder en la continuidad de la pelea. Munguía y O’Sullivan, dispuestos al intercambio de golpes para las emociones del público. El mexicano atacó y el irlandés se quejó de un golpe en la parte trasera de la cabeza, pero el juez no dijo nada, y tras esto, Gary se enojó a lanzar un golpe fuerte que dejó un poco perdido a Jaime.

El tiempo fue pasando y Munguía fue moliendo a golpes las zonas blandas de O’Sullivan, quien se mantenía alerta para buscar el descuido y atacar. Tanto así que llegó a conectar uno que otro golpe al mexicano, quien fue llevado contra las cuerdas.

La mitad de la contienda llegó y tras un pequeño intercambio de puños, la pelea se detuvo. Munguía tiró un golpe bajo, O’Sullivan se quejó y el juez detuvo la contienda para que el irlandés se tomara el tiempo de recuperación, mientras le quitaba al mexicano un punto por la acción. El round siguiente, el mismo hecho. Munguía pegó y O’Sullivan se quejó de otro golpe bajo, pero esta vez el juez amonestó verbalmente al mexicano.

Esto molestó a Jaime, quien salió más agresivo y tiró golpes con mayor contundencia a O’Sullivan, quien repentinamente sufrió más y se fue contra las cuerdas, siendo salvado milagrosamente por el sonido de la campana, pues el mexicano comenzó a ratificar su intención de nocaut.

Noveno a la vista y luego de los puños, Munguía olió sangre. O’Sullivan comenzó a lucir desgastado y el mexicano aprovechó para propinarle golpes certeros en el rostro y dejarlo desubicado, quedando al borde del KO. Sin embargo, Jaime fue aún más paciente y sin desesperarse, continuó lanzando puños.

El undécimo fue el final. Con un O’Sullivan molido y roto en una de las cejas, producto de tantos golpes, Munguía lucía fresco y siguió su potencia y agilidad en la pegada para así llevar contra las cuerdas al rival, quien, como pudo, se mantuvo de pie recibiendo castigo, pero su esquina no lo dejó sufrir más y tiró la toalla.

Con esto, Munguía tuvo un promisorio debut en el peso medio, ganando el cinturón intercontinental de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y luciendo firme ante el experimentado O’Sullivan.

Por: Redacción BDC Internacional.