“Me gustaría pelear otra vez con Marriaga”: Valdez

“Me gustaría pelear otra vez con Marriaga”: Valdez

349
0
COMPARTIR
Crédito: Marco Pérez / MPsportimages.com.

El próximo sábado 8 de junio en Reno, Nevada, el mexicano Óscar Valdez tendrá una nueva defensa de su título mundial de peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) ante Jason Sánchez (14-0, 7 KOs), donde buscará quedarse con el cinturón por sexta vez consecutiva.

Previo a esta batalla, Valdez habló para el micrófono de Boxeo de Colombia, donde dejó sus sensaciones del enfrentamiento, comentando la razón por la cual escogió a este rival, una posible revancha con Miguel Marriaga, su ascenso a las 130 libras y lo que sintió luego que su compatriota Andy Ruiz Jr. venciera a Anthony Joshua.

El mexicano se mostró contento por estar de regreso al ring, manifestando su agradecimiento a su equipo de trabajo y la promotora Top Rank, pues cree que es importante volver a pelear ya que es algo que le gusta hacer. “Es mi pasión, le tengo un amor tremendo al boxeo, es un placer”, dijo, añadiendo que le resta para el sábado, dar el peso y cumplir la meta.

Valdez fue cuestionado por haber escogido a Sánchez como su próximo rival y no haberse decidido para enfrentar a Leo Santa Cruz o Carl Frampton, luego de haber derrotado el pasado mes de febrero por nocaut a Carmine Tommasone.

“Queremos hacer esas peleas, pero por una cosa no se pueden hacer. Por cuestiones del boxeo, de promotores y televisoras. La pelea más cercana es Frampton que recientemente firmó con Top Rank pero tiene otra pelea por otro lado y no lo puedo esperar, quiero estar lo más activo posible”, afirmó el mexicano.

Jason es un boxeador peligroso: Valdez

Por otra parte, destacó el talento que tiene Jason sobre el ring, y comentó que pese a que muchos no lo conocen, “no deja de ser peligroso”, pues es joven y está invicto. Además, tiene en mente el objetivo de todo boxeador, que es ser campeón mundial, y comparó esta pelea con la que tuvo ante Marriaga en 2017.

“Muchas veces boxeadores como él llegan a ser mejor. Nadie conocía a Marriaga y pensaban que iba a ser una pelea sumamente fácil para mí y resultó una de las más difíciles de mi carrera. El no conocer el boxeador no lo hace fácil. Es peligroso, lo podemos ver en sus facciones y las ganas de pelear, no tomo esta pelea a la ligera. Puede ser igual de peligroso a Santa Cruz o Frampton, a diferencia que no tiene nombre o reconocimiento”, sostuvo.

Óscar aseguró que tiene todo para ganar, ya que está muy concentrado y no tomará la pelea a la ligera, pues es consciente que todo boxeador profesional merece respeto.

Para esta pelea, tuvo su segundo campamento de trabajo con Eddie Reynoso, en el cual siente que ha mejorado algunos aspectos que le faltaron en la anterior lucha. “El estilo y método de Reynoso, trabajamos contragolpes y la defensa, hemos practicado mucho”, dijo, añadiendo que todo será demostrado el próximo sábado.

Me gustaría pelear otra vez con Marriaga: Valdez

Tuvo tiempo para comentar sobre una posible revancha ante Marriaga, a quien derrotó por decisión unánime en abril de 2017. Sin embargo, manifestó su gusto por enfrentar próximamente a Santa Cruz o Frampton, y si no se dan, enfrentar a Miguel. “Me gustaría darle una oportunidad, se la merece. Fue un caballero arriba y abajo del ring en una pelea dura para mí. Se merece otra oportunidad en disputa del título mundial. Yo le dije que lo veía campeón mundial tarde que temprano”, afirmó.

Considera subir a las 130 libras

Desde su debut en 2012, Valdez ha permanecido en el límite de las 126 libras y hoy, siete años más tarde, comentó que ya le está costando mantenerse en el peso y que ha considerado la opción de ascender a las 130, ya que mientras más van pasando los años, ‘pelea’ más con la báscula.

“Muchas veces no llegamos al 100 % simplemente por dar el peso. Más tarde que temprano va a ser tiempo de subir. Hay que hacer caso al cuerpo. Ahora estoy concentrado en dar el peso y después, si salimos con la mano en alto, veré qué opciones tenemos”, afirmó. Sin embargo, ratificó que en el superpluma habría buenas peleas también.

Por otra parte, ratificó que le daría tristeza subir de peso y no unificar más títulos, pues considera que perdería credibilidad en el mundo del boxeo, ya que pensarían que por cuestión de miedo evitó enfrentar a grandes rivales de la categoría, y él lo que quiere es enfrentarlos, por lo que esperará lo que suceda de ahora en adelante.

“Quiero enfrentar a campeones. Si subo a las 130, sé que no toda la afición me va a creer. Habrá comentarios que le tuvo miedo a este o al otro. Siempre va a haber críticas. A mí sí me importa lo que piensan los fanáticos. Quiero enfrentarme a otros boxeadores, no les tengo miedo y seguramente ellos tampoco. Acá no existe el miedo, los que más tienen son las promotores y televisores. De mi parte no tenemos miedo”, aseguró.

Ruiz no le ganó a cualquiera; volvería a ganar: Valdez

Mientras se preparaba para esta pelea ante Sánchez, tuvo tiempo de observar la gran victoria de Andy Ruiz Jr. el pasado fin de semana ante el excampeón británico Anthony Joshua, a quien le arrebató los títulos de la categoría de peso pesado. De mexicano a mexicano, Óscar aseguró que no tuvo palabras para describir la felicidad del triunfo de su compañero, pues “ha batallado” y “le ha metido dedicación para lograr el sueño”.

“No le ganó a cualquiera, le ganó al mejor peso completo, al rey de la división. Nos conocemos de hace mucho tiempo, hemos sido buenos amigos. Sé que después de la pelea impactó el mundo, No tengo palabras de lo contento por él y su equipo, porque no se logra solo. Hicieron un gran trabajo y los felicito a todos”, afirmó.

También se sintió contento al ver a su antiguo entrenador, Manny Robles, triunfar junto a Ruiz Jr. “Como brincaban como niño chiquito, y viendo a Robles que admiro mucho, me ayudó mucho, me salieron las lágrimas. Callaron muchas bocas por todo el mundo y eso hace bonito el triunfo”, dijo, profesando que si hay revancha, Andy volverá a ganar.

Crédito: DAZN.

También comentó que desde su debut no ha cambiado nada y no ha pensado en la edad de su retiro, peor ya piensa a qué se podría dedicar cuando abandone la competencia. “No sé hacer nada más que boxeo, es lo que me gusta hacer. Cuando me retire, seguiré en el boxeo, como manejador o entrenador, de alguna manera estaré en el boxeo porque es mi vida”, manifestó.

Finalmente, aseguró que “el día que pierda las ganas de ir al gimnasio, será tiempo de colgar los guantes”, y que mientras tanto seguirá aprendiendo y entre risas, pegándole a sus rivales. “Me gusta pegar y que me peguen, suena raro”, sentenció.

Por: Redacción BDC Internacional.