La dinastía Prescott se juega su futuro boxístico en una semana

La dinastía Prescott se juega su futuro boxístico en una semana

1475
0
COMPARTIR

En tan solo una semana, los dos representantes boxísticos de la familia Prescott Consuegra no solo tendrán una pelea, sino que se jugarán su futuro deportivo.

Breidis y Daulis tienen varios detalles en común: ambos nacieron en Barranquilla y se mudaron a Valledupar, ambos comenzaron a boxear a los 10 años de edad y ahora ambos tendrán una prueba de fuego que podría definir su continuidad en el boxeo en el mismo mes, en el mismo estado y frente a dos invictos.

Breidis, quien espera quitarse el inhalador artificial que tiene desde que venció a Amir Khan, enfrentará el 22 de abril al ruso Alexander Besputin en Carson. Mientras que su hermano Daulis se medirá el 28 del mismo mes ante Erick De León en Studio City.

Con 30 y 33 años, Daulis y Breidis esperan desplegar el buen boxeo que los llevó a estar en la órbita del boxeo a nivel mundial, esa misma en la que soñaban estar cuando en el barrio Guatapurí de Valledupar se calzaban los guantes solo para hacer juegos de niños con sus primos.

“Hablo con mi hermano de eso y me dice que tenemos que ganar porque no nos ha ido bien últimamente. Esto es una nueva oportunidad para ambos porque a los dos nos escogieron por ser supuestamente rivales fáciles. Hay que dar el palo”, comentó Daulis.

Ambos pegadores decidieron residenciarse durante estos meses en Miami, todo con el fin de gozar de una mayor variedad de sparrings para así completar una mejor preparación.

“Es una nueva oportunidad. De esta pelea dependen muchas cosas: el futuro mío y el de mi familia. Hay que trabajar duro, estamos en plena preparación y reforzándonos para hacer las cosas bien”, dijo Breidis.

Daulis ya tiene estudiado a su rival, un ruso de guardia zurda muy técnica, con quien debe mantenerse en movimiento y no entrar en choques constantes. Para ello ha adelantado sparrings con peleadores de esa característica, entre ellos Claudio Marrero.

“Ellos me escogieron porque me ven como un boxeador fácil. Él es un boxeador protegido que lo están llevando y quieren subir conmigo pero se van a estrellar (risas). Estoy preparándome a conciencia. Acá he sentido el cambio en la preparación”, aseguró Daulis.

Situación parecida es la que vive Breidis, quien tras sus derrotas consecutivas en Estados Unidos es mirado como presa fácil.

“No me importa lo que piensen. Yo peleo con el que sea. He ido a Inglaterra, Irlanda y a Rusia,  a la casa de los oponentes a pelear y no importa si tienen 50 peleas o si tiene una, a mí lo que me interesa es pelear y hacer un buen papel con la mentalidad de ganar”, externó Breidis.

Otra de las similitudes que tienen los dos hermanos es que ambos son guiados por su padre Manuel Prescott, actual entrenador de divisiones menores de Selección Colombia, quien tendrá una semana emocionante pero de mucha tensión.

“Como padre es un regocijo, una satisfacción porque mis dos hijos se muestran en un país tan importante para el boxeo”, aseveró.

Las palabras de Manuel son las de un padre esperanzado con que sus dos pupilos vuelvan a la senda de los triunfos, pero para ello recomendó echar a un lado las presiones y las responsabilidades.

“Que no piensen en el dinero, sino que lo disfruten, que peleen para revivir en el boxeo porque ambos vienen de derrotas. Ellos van a volver a brillar porque Breidis aún tiene mercado en Estados Unidos y Daulis lo va a crear”, auguró.

Aunque Daulis y Breidis pelean en divisiones diferentes (súper pluma y wélter) su sueño, el de revivir en el plano deportivo para garantizarle un mejor futuro a sus familias tiene el mismo peso: una tonelada.

Por: Jeffry Almarales Nieto / @JeffryAlmarales – Foto: Marco Pérez / Mpsportimages.com