Maestre retuvo el título Fedebol noqueando a Chaves

Maestre retuvo el título Fedebol noqueando a Chaves

360
0
COMPARTIR
Crédito: Beatriz Guzmán / Boxeo de Colombia

Gabriel Maestre retuvo su título Fedebol súper wélter de la AMB al noquear de manera técnica a Diego Chaves, en el Sugar Baby Rojas de Barranquilla.

Fue un recital de boxeo el que dio Maestre, quien desde el campanazo avisó con unas terribles derechas que inicialmente no conectaron a Chaves. Sin embargo, al final de este mismo round, una diestra impactó al pleno al argentino, quien se fue a la lona.

Al estar en el límite de tiempo, Chaves tuvo un minuto para recuperarse y esto le permitió sobrevivir a los feroces embates del venezolano al inicio de la segunda ronda, aunque en esta misma vuelta cayó, pero no fue contado como caída.

Maestre se reorganizó y reguló su ataque, aunque siguió cargando con fuertes ganchos con ambas manos que amenazaban con terminar el pleito.

El final llegó en el cuarto asalto. Un Chaves visiblemente mermado se quejaba en demasía con el árbitro, mientras que Maestre no dejaba de castigar. El argentino fue al suelo dos veces, aunque ninguna de las dos contó como caída, pero sí sirvió para que su esquina se convenciera que lo mejor era terminar la contienda.

Segunda victoria de Maestre en igual número de salidas como profesional, ambas en Barranquilla.

Finol vs Mármol

Crédito: AMB

El otro venezolano en acción fue Yoel Finol, quien se impuso con categoría a Carmelo Mármol con cartones de 60-54 en tres oportunidades.

Finol lució bien y fue contundente, aunque se encontró con un rival que dio más de lo que se esperaba.

Mármol soportó todos los embates que le lanzó el extranjero. Manos izquierdas, derechas y combinaciones por parte de Finol estuvieron a la orden del día, mezcladas con la velocidad típica del boxeo amateur.

Al final, Mármol fue retirado en ambulancia por prevención y pedido de Gilberto Mendoza, presidente de la AMB.

Segunda victoria de Yoel Finol en el profesionalismo, ambas en la capital del Atlántico.

Por: Jeffry Almarales Nieto