“No seré conejillo de indias de nadie”: Oscar Rivas

“No seré conejillo de indias de nadie”: Oscar Rivas

513
0
COMPARTIR

El próximo 20 de julio, en el O2 Arena, en Londres, Reino, Unido, Oscar Rivas tendrá una cita con la historia del boxeo colombiano cuando se enfrente a Dillian Whyte por la oportunidad de ser un retador directo al título del CMB en el peso completo, hoy en manos de Deontay Wilder.

No será una noche fácil para el colombiano, que se prepara en la ciudad de Bogotá, para llegar con el nivel óptimo para tal reto en su carrera profesional, la cual quiere encarar en su mejor condición física y mental.

“Elegimos prepararnos en Bogotá porque en anteriores oportunidades nos ha ido bien en los entrenamientos y hemos encontrado ese punto de condicionamiento que deseamos, ese máximo nivel que me gusta tener para ser una bestia en el ring”, afirmó Rivas en entrevista con Boxeo de Colombia.

Me subestiman

Cuando se concretó la contienda entre Whyte y Rivas, muchas voces salieron a catalogar el enfrentamiento entre el jamaiquino y el colombiano como un trámite para el radicado en Reino Unido, que ve este duelo como un paso más a su objetivo de ser campeón del mundo, algo que Oscar buscará evitar.

“Sé que me están subestimando para esta pelea, pero yo voy a ir a demostrarles a todos que no seré conejillo de indios de nadie. Me estoy preparando a fondo para llegar con el mejor nivel y dar lo mejor de mí como siempre lo he hecho”, dijo el peleador de 32 años, que también se refirió a aquellos que creen una victoria rápida de Dillian.

“Se están diciendo muchas cosas, pero yo estoy mentalizado en hacer bien las cosas en el campamento. Si él cree que me va a derrotar antes del límite, que se prepare como nunca, porque yo también buscaré lo mismo, buscaré dar la sorpresa”, aseguró.

Será la pelea 27 como profesional de Oscar Rivas Torres, quien debutó en 2009, y desde entonces no ha parado de ganar. Ya fue el primer colombiano en ganar un título de importancia como el Internacional de la FIB en los peso pesados, pero no contento con eso, quiere el mundial. ¿Lo logrará?

Por: Redacción BDC