Olímpico Yoel Finol admira al boxeador que le quitó la vida a...

Olímpico Yoel Finol admira al boxeador que le quitó la vida a su hermana

749
0
COMPARTIR
Crédito: Boxeo de Colombia

El medallista de plata por Venezuela en Río 2016 Yoel Finol eligió quitarse el peso moral del odio y el rencor por el perdón y olvido en la antesala a su debut profesional cuando se le pregunta por el hecho violento que enlutó la vida de su familia y le quitó al boxeo venezolano uno de los buenos campeones mundiales que ha tenido suelo patriota en los últimos 30 años.

Finol ha exhibido su talento en cada rincón del mundo del pugilismo aficionado desde el 2014 cuando se puso el buzo Vinotinto por primera vez incluyendo un podio en los Panamericanos de Toronto 2015 (medalla de bronce), Río de Janeiro 2016 (plata) y Cochabamba 2018 (oro).

Pero sin temor a equivocarse, es su calidad humana la que eleva a Finol al lugar más alto del podio de la vida cuando se refiere a su excuñado, el dos veces campeón mundial del peso superpluma y ligero Edwin Valero, desprovisto de cualquier rencor en sus palabras o eludiendo el tema. Valero asesinó a su esposa (hermana de Yoel) y dos días después se quitó la vida en prisión ahogado en la pena moral que significó el trágico suceso.

Crédito: Boxeo de Colombia

“Si me preguntas por un boxeador al que admire, tengo que hablar de mi ex cuñado Edwin Valero. Fue un peleador que vino desde abajo como la mayoría de todos nosotros los peleadores, del trabajo duro, de ‘quemarnos el lomo’ buscando el pan de cada día para sacar un mejor futuro para nuestras familias. Por eso no dudo en decirte que es Edwin Valero el boxeador al que más admiro.

Los trágicos hechos

El 17 de abril de 2010 en el Hotel Intercontinental Valencia del Estado de Carabobo (Venezuela), Valero había recibido la visita de su esposa Jennifer Carolina en la noche y luego ella decidió quedarse a pernoctar en la habitación que le habían apartado al peleador.

A eso de las 5:30 de la madrugada, el mismo Valero dio aviso al personal del hotel, quienes de inmediato dieron aviso a la Policía estatal, arrestando a Valero, quien sin titubeos confesó haberle quitado a la hermana de Yoel.

Le había cortado el brazo con un martillo y le sacó los dos globos oculares con un arma blanca. Un mes antes, Valero había sido arrestado por amenazar al cuerpo médico del hospital de la misma localidad si denunciaban como violencia doméstica los hechos que llevaron a que su pareja sentimental fuera atendida por múltiples hematomas en el cuerpo pese a que ella lo había negado todo. Dos días después, 19 de abril de 2010, Valero se suicidó en la cárcel de Carabobo.

Crédito: Boxeo de Colombia

“Son cosas trágicas que pasan en la vida, ya han pasado casi diez años, los dos hijos que quedaron de la relación (14 y 16 años) son como mis hijos. Son pruebas difíciles de Dios en el camino que hay que superar. No guardo ningún rencor. Ahora me preparo para dar el salto profesional con mi familia en mente como principal motivación, incluyendo los hijos de mi hermana con Valero. Tengo cuatro sobrinos (dos del matrimonio de Valero) y los amo a todos por igual y ese amor siempre me ayudó para nunca dejarme dañar el corazón por muy doloroso que ha hecho sido lo que pasó”, contó Finol a BOXEO DE COLOMBIA en Barranquilla antes de su debut el boxeo de paga ante el pegador de Montelíbano (Córdoba), Jeyson Cervantes (8-17, 5 Ko´s)

“Para contarte que incluso utilicé un par de botas de Valero cuando comenzaba a nivel aficionado, tenía 13 años, combatí en dos campeonatos nacionales con las botas de Valero”, aseguró.

Yoel tiene claro que ni aún si en el hipotético caso (algo imposible en vida, por supuesto) se encontrara a Valero de frente le preguntaría las razones por las que cometió el asesinato de Jennifer Carolina. Eso sí, Finol solo le preguntaría una cosa.

Crédito: Boxeo de Colombia

“Por qué no peleó con Manny Pacquiao (risas). Sí, si me lo llego a encontrar en la otra vida solo le hablaría de boxeo. Por qué no se dio ese combate con el filipino aunque creo que saber por qué. Valero ya no llevaba buena vida, cargaba con el peso de sus decisiones”, contó.

Finol estará debutando este sábado 6 de julio ante Cervantes abriendo una cartelera que será transmitida para toda Latinoamérica por la cadena norteamericana de deportes ESPN.

Pese a este anhelado bautizo profesional, Yoel ‘Vigía’ Finol (lleva el apodo de su ciudad natal en el Estado de Mérida) el peso gallo quiere estar en Tokio 2020 el año entrante como una de sus últimas metas en la rama aficionada y más ahora que por reglamento los profesionales pueden participar en la arena olímpica.

“Mi sueño es ser doble medallista olímpico para Venezuela. Lo di todo en cada competencia, pero aún tengo mucho por darle a mi país. Quiero repetir la gloria de Rio 2016 y por qué no un oro para mi Venezuela”.

Por: Redacción BDC