“Orozco no habla tanto, pero tiene huevos”: Entrenador Barragán

“Orozco no habla tanto, pero tiene huevos”: Entrenador Barragán

148
0
COMPARTIR

Una pelea vibrante se palpita en Texas. El invicto de 13 peleas, Vergil Ortiz, pondrá a prueba su talento ante el peligroso Antonio Orozco este sábado.

El nacido en Los Ángeles aparece como esa prueba perfecta para demostrar si Ortiz está listo para dar el salto a grandes peleas en la división de los wélter, la cual hoy por hoy es reconocida como una jaula de leones.

“El muchacho es bueno, pega duro y tiene sus nocauts, pero vinimos a ganar”, advirtió Carlos Barragán, entrenador de Antonio, en diálogo con Boxeo de Colombia. “Orozco peleó con un campeón del mundo. Vamos a mirar si un muchacho de esa experiencia reacciona”.

Orozco perdió su invicto contra el hoy campeón unificado de las 140 libras, José Carlos Ramírez. En esta oportunidad hará su debut en el peso wélter.

“Este es un peso nuevo, 140 ya era mucho trabajo. Estábamos llevando bien el trabajo en el gimnasio, pero ya era complicado. Tuvimos un campamento bien duro. Trabajamos con muchachos altos, con alcance, fueron muchos rounds”, dijo.

Al preguntársele por Ortiz, un joven estadounidense de apenas 21 años y que es uno de los consentidos de Golden Boy, trajo a colación la pelea de su pupilo con Keandre Gibson, que llegaba con un invicto de 17 peleas y al que noquearon en cuatro asaltos.

“La vez que peleamos con Gibson estábamos en la misma situación. Era un campeonato chico. Gibson era rápido, tenía movimiento de piernas, era prospecto y lo paramos en el cuarto”.

Por último, Barragán sostuvo que “Antonio Orozco es un peleador de los tiempos viejos. No habla tanto, no anda en redes sociales, no grita, pero el morro tiene huevos”.

Por: Redacción BDC Internacional