COMPARTIR

Si Gary Russell es uno de los boxeadores más rápidos del mundo, la única manera de ganarle es ser más veloz que él, un reto difícil que el equipo de Óscar Escandón debe superar si desean ganar el cinto orbital peso pluma del Consejo Mundial de Boxeo.

“Trabajamos diferentes ejercicios en los que me enfoco cuando se tiene oponente muy ligero porque también él tiene que ser más rápido. Ganamos mucho movimiento, ejercicios enfocados en la piernas con escaleras, conos, de todo le metimos”, comentó Max Freedman, preparador físico del tolimense, quien añadió que “la preparación está al 100 por ciento” y solo resta mantenerse.

Otra de las estrategias que prepara la esquina de Escandón es que su pupilo presione en el trascurso de toda la pelea para no dejar espacios para el actuar de Russell.

“Veo una buen pelea. He visto a Gary Russell personalmente, he estado en sus peleas, Russell es una persona que si le pones presión no puede pensar, es lo que tiene que hacer Escandón, no dejarlo pensar y hacer el plan de juego que trae para que le sirva todo”, señaló Freedman.

El entrenador también agregó que los constantes cambios de fecha de la pelea entre Escandón y Russell no causaron efecto negativo en el ibaguereño, puesto que se manejó una solución acertada: descansar y retomar entrenamientos gradualmente.

Por todo lo que ha mostrado en el campamento, Freedman confía en que el colombiano se corone campeón absoluto de su división de una manera vistosa.

 “La mera verdad es que Escandón sí lo noquea. Él (Escandón) es muy fuerte, está rápido, tiene movimiento de pies, es un peleador inteligente, con  mucha experiencia y si lo conecta sí lo noquea”, cerró.

El duelo Russell – Escandón será el 20 de mayo en el MGM National Harbor de Oxon Hill, Maryland.

Por: Redacción BDC – Foto y vídeo: Marco Pérez / Mpsportimages.com