“Veníamos a ganar, a dar la sorpresa”: entrenador de Cristofer Rosales

“Veníamos a ganar, a dar la sorpresa”: entrenador de Cristofer Rosales

194
0
COMPARTIR

El Yokohama Arena de la ciudad de Yokohama, en Japón, fue el escenario donde el nicaragüense Cristofer ‘El Látigo‘ Rosales (27-3, 18KOs) se coronó como campeón de peso mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) al superar en nueve asaltos al ‘nipón’ Daigo Higa (15-1, 15KOs).

Rosales inscribió su nombre en la historia deportiva de Nicaragua como el campeón mundial número 13, lo cual fue calificado por el entrenador Wilmer Hernández como recompensa al buen trabajo realizado en los últimos meses.

“Veníamos a ganar, a dar la sorpresa. Se tomó este reto con toda la seriedad del mundo y tenemos un titulo para Nicaragua y todas las personas que celebran nuestro trabajo. Estamos contentos”, comentó el experimentado entrenador a Boxeo de Colombia.

Hernández aseguró que tenían conocimiento que harían frente a un rival de alto calibre, el cual contaría con el respaldo del público y cuyo objetivo era retener el cetro de las 112 libras. Sin embargo, la báscula fue el encargado de despojarlo antes de subir al ring.

“Sabíamos que era un gran obstáculo que teníamos, pero también estábamos confiados en hacer lo mejor. Cuando tomamos la pelea, sabíamos que había mucha gente –incluso en Nicaragua– que no lo tenía como favorito, pero sabíamos que podíamos ganar, hicimos un plan para eso”, agregó.

Indicó que lo sorprendió que Daigo Higa no diera el peso, teniendo en cuenta que se encontraba defendiendo su título en su país de origen: “Lo tomamos de la mejor manera, emocionados porque no creíamos que alguien en su tierra fallara en el peso, pero sucedió. Nos dijeron que podíamos hacer la pelea y debíamos arriesgarnos”.

Wilmer Hernández fue enfático al expresar que “hablamos con Cristofer (Rosales) porque hay una regla que se pagan las dos libras y al día siguiente el rival tiene que hacer el peso. Nosotros queríamos pelear, ser campeones mundiales. Nosotros no nos enojamos porque sabemos lo difícil que puede ser subir y/o bajar de peso”.

Aseveró, además, que siguieron al pie de la letra el plan que habían elaborado para este combate, haciendo uso eficiente de la distancia, altura y boxeo  con el que cuenta Rosales: “Según transcurriera la pelea, le íbamos a echar el tren como decimos nosotros acá en Nicaragua”.

Recordó que no es la primera oportunidad que participa en un duelo mundialista. Sin embargo, “esto se vive como si fuera la primera vez. Contento que mi trabajo dio frutos y estamos muy emocionados”.

Puso de presente, además, que “vengo de una mala experiencia cuando estuve con ‘Chocolatito’ en Nueva York, donde lastimosamente nos hicieron un robo. Vinimos a Japón a cumplir otro sueño de ser campeones. Gracias a Dios se dio la pelea y ahora tenemos nuevo campeón del mundo”.

Al final, Hernández dijo que Nicaragua necesitaba salir a flote de esta mala racha y que esta victoria “es un aire para demostrar que si trabajamos duro, los muchachos están para pelear campeonatos mundiales. Vienen varios chances, después de este me toca llevar a ‘Gallito’ (Byron Rojas) a Tailandia a buscar otro título y estamos muy motivados”.

Por: Redacción BDC Internacional. – Foto: Facebook Wilmer Hernández.