Yordenis Ugás, el cubano que resurgió como el ave fénix

Yordenis Ugás, el cubano que resurgió como el ave fénix

163
0
COMPARTIR

El cubano Yordenis Ugás está a solo horas de poder hacer realidad su sueño: ser campeón del mundo. El peleador, quien es reconocido en las esferas del pugilismo por sus potentes golpes y certeza en el ataque, solo espera salir vencedor del duelo contra Shawn Porter para quedarse con el título de peso wélter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

El buen presente en la carrera de Ugás lo ponen adelante en las apuestas para este duelo, que será el plato fuerte de la velada que se cumplirá en Carson, California, en el marco de una cartelera organizada por TGB Promotions.

En los últimos años, el peleador isleño se ha caracterizado por romper paradigmas y escalar decenas de peldaños en el pugilismo, hasta el punto de ser considerado una de las figuras con mejor futuro en este deporte.

“Solo aclaro que conmigo hay que morirse encima del ring, y que compito como el mejor y tengo sueños de ser campeón como el mejor, y en ese terreno de la voluntad, todo es posible”, dijo el pugilista en una oportunidad.

Las victorias de Ugás ante peleadores como César Miguel Barrionuevo, Jonathan Batista, Ray Robinson, Thomas Dulorme y Nelson Lara, entre otros, han ayudado a resugir -como el ave fénix- su nombre en las esferas orbitales.

Empero, el peleador debió superar un díficil momento para llegar hasta este punto. En 2014, el isleño sufrió dos duras derrotas frente a Emanuel Robles y Amir Imam, que lo llevaron a perderse de la escena pugilista por más de un año y así se empezó a diluir el nombre de la promesa cubana.

Durante un tiempo prudencial, el peleador se dedicó a restaurarse tanto física como mentalmente: “Cuando te alejas del gimnasio, de su sacrificio… No todo el mundo encuentra el valor, no ya para pelear, sino para someter a su cuerpo a las extenuantes sesiones de entrenamiento. Tienes que quererlo mucho. Debe tener el corazón de un campeón’

En este proceso, Ugás contó con el apoyo incondicional de Aroldis Chapman, a quien considera como su hermano. Luego de haber superado sus miedos, empezó a trabajar de la mano del entrenador Ismael Salas, quien lo acogió en su gimnasio y lo ayudó a regresar a su nivel.

“Siempre pienso en que no quiero defraudar a nadie, a mis amigos, a mi familia, a la gente que me sigue y me quiere”, agregó.

Así las cosas, Ugás pudo regresar a la acción en 2016 y demostró toda su hambre de gloria. Desde ese momento, ha logrado sumar ocho victorias ante prospectos y pugilistas de trayectoria. En varias de ellas, llegó con pocos días de antelación y aún así logró imponer sus condiciones.

Estos buenos resultados fueron determinantes para que se hiciera con el derecho de enfrentar al monarca Errol Spence Jr., pero este prefirió defender su cetro de la FIB ante Mickey García.

Su paciencia y buen trabajo entre las cuerdas fue recompensado después al convertirse en el retador obligatorio para Porter, quien volvió a ser campeón tras un duelo con Danny García.

En la noche de este sábado, un Ugás diferente subirá al ring. Ya no será aquel peleador derrotado y sin esperanzas. Ahora será un guerrero en busca de su gran botín, que hará gala de todos sus dotes para salir avante y convetirse, de una vez por todas, en campeón.

Por: Redacción BDC Internacional. – Foto: Team Ugás.