in

Akhmadaliev se estrenó con nocaut como campeón súper gallo

Crédito: Matchroom Boxing

Murodjon Akhmadaliev (9-0, 7 KOs) sigue confirmándose como el mejor de la división de las 122 libras al detener en cinco asaltos al japonés Ryosuke Iwasa (27-4, 17 KOs) en el Humo Arena en Tashkent, Uzbekistán.

De esta manera, Akhmadaliev retuvo por primera ocasión sus cetros súper gallo de la AMB y la FIB.

El duelo comenzó con Iwasa –retador obligatorio por la FIB- lanzando su jab de derecha, con el que impactó en varias ocasiones a su rival.

Akhmadaliev, por su parte, salió cauteloso, a la espera de la estrategia que mostraba Iwasa, quien dejó ver en las primeras de cambio una disposición estratégica defensiva para impedir el acercamiento del uzbeko.

Sin embargo, dicha disposición se desarmó totalmente a partir del segundo asalto, cuando Iwasa se atrevió a intercambiar con Akhmadaliev, pero este mostró más fortaleza y resistencia y fue desgastando a su rival con el paso de los segundos, incluyendo en sus combinaciones golpes al cuerpo, a tal punto que ya en el tercero conectaba hasta tres veces más.

Desde inicios del quinto asalto Akhmadaliev salió agresivo e hizo tambalear y retroceder a Iwasa con sus combinaciones. El daño era tremendo, pero el paro del árbitro ocurrió justamente cuando el japonés sacó una mano que sintió a Akhmadaliev, quien retrocedió un poco.

La detención, que fue reprochada por la esquina de Iwasa, se produjo al minuto con 30 segundos del quinto asalto.

Este combate marcó la primera pelea del uzbeko ante su público, puesto que desde que es profesional en marzo de 2018 siempre había peleado en Estados Unidos.

Por: Redacción BDC

Herring consolida su campeonato: derrotó a Frampton

“Me derrotó el mejor hombre; me retiro del boxeo”: Frampton