in

Arum, en contra de las cláusulas de revancha

Crédito: Matchroom Boxing.

La que puede ser la pelea más esperada del año continúa dando de qué hablar. Vasiliy Lomachenko y Teófimo López se enfrentarán el próximo 17 de octubre en Las Vegas para unificar títulos de peso ligero, en una pelea donde el campeón se quedará con todo y el perdedor no tendrá derecho a revancha, según mencionó Bob Arum. “No creo en las cláusulas de revancha”, dijo.

El promotor de Top Rank, compañía de ambos pugilistas, se opuso a añadir una cláusula de revancha en sus contratos, pues afirmó que, si la pelea amerita una segunda ocasión, tanto Lomachenko como López aceptarán realizarla; y está en contra de lo que hace Eddie Hearn, de Matchroom Boxing, al insistir en este tipo de puntos.

“Son, en esencia, sobre utilizadas gracias a nuestro amigo Hearn. Pone una cláusula de revancha en cada contrato y eso puede indicar que no confía en cómo se desempeñará su luchador. En lo que a mí respecta, déjalos luchar. Habrá un ganador y un perdedor. Si en el futuro quieren una revancha, depende de ellos. Pero no lo estoy exigiendo y no me gusta exigir una revancha en ningún contrato que haga”, ratificó Arum.

Todo esto debido al sentido comercial que tienen las contiendas, pues Hearn se aseguró que el entonces invicto Anthony Joshua tuviera garantizada su segunda pelea contra Andy Ruiz Jr. en el caso que el mexicano le hiciera daño. Y así fue. Hubo revancha y el británico recuperó sus títulos de peso pesado.

También, una cláusula de revancha le dará a Dillian Whyte una oportunidad inmediata para volverse a enfrentar a Alexander Povetkin, quien lo noqueó en el quinto asalto de su pelea el pasado 22 de agosto en Brentwood, Inglaterra. Así, están programados para tener su segundo encuentro el próximo 21 de noviembre, cuando estará en disputa el cetro interino del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Por: Redacción BDC.

Chávez Jr. insiste en el boxeo y retó a Golovkin

Navarrete y Villa, en peso para su pelea mundialista