Boxeadores señalados de maltrato animal aseguran que hay “difamaciones”

Boxeadores señalados de maltrato animal aseguran que hay “difamaciones”

808
0
COMPARTIR

Giovanny Bermúdez, uno de los señalados en el hecho del maltrato animal ocurrido la madrugada del 16 de mayo en el gimnasio Cuadrilátero de Barranquilla, habló en exclusiva con Boxeo de Colombia y aseguró que las acusaciones en su contra son “difamaciones”.

“Los gatos conviven con nosotros en el gimnasio. Es La Pola, que es la mamá, y los cuatro hijos de ella. Ahora dicen que Cuadrilátero es un matadero de animales y que los cogemos como peras y tulas. Yo encontré los dos gatos adentro del gimnasio con síntomas de algo como envenenamiento porque estaban botando espuma por la boca. Yo aparezco en el vídeo porque los saco y los pongo en la puerta del gimnasio, pero los gatos no están maltratados. Nosotros pusimos los gatos cerca de una casa donde vive una vecina que siempre ha tenido rivalidad con nosotros porque ella dice que nosotros somos de estratos más bajos y vivimos en el mismo entorno, pero nos estamos tratando de superarnos cada día y ser mejores personas en el mundo. Cuando vi la imagen de los gatos ensangrentados quedé conmocionado, porque así no fue cómo los gatitos salieron de Cuadrilátero. Nos quieren echar el agua sucia, esos gatos los golpearon antes de tomarle la foto. Si dicen que los cogimos de pera, debe haber alguna evidencia y la Fiscalía ya investiga”, comentó Bermúdez.

En el vídeo, se ve a Bermúdez acompañado de Dervin Rodríguez, boxeador venezolano, quien a través de sus redes sociales también se pronunció asegurando que “no he matado ningún gato”.

“Tengo mi conciencia limpia. Cometí el error de tirar los animales, pero no he matado a ningún ser indefenso y como persona que soy asumo mi error”, comentó.

En otro vídeo, se ve cómo una mujer expulsa a los dos boxeadores del gimnasio, sin embargo, en la charla con este medio, Bermúdez aseguró que se fueron por voluntad propia.

“Hasta el mismo Sergio (Chams, dueño del gimnasio) dice que nos echó y eso no es así. Nosotros nos fuimos porque nos dijeron que la Alcaldía comunicó que no podíamos estar así. Yo anoche amanecí en la calle, es la hora y no he comido. Toda la gente por donde camino me acusa de asesino”, contó el nacido en Buenaventura, Valle del Cauca.

La Fiscalía ya se apersonó del caso, puesto que ambos boxeadores se acercaron a la entidad una vez sucedidos los hechos.

Por: Jeffry Almarales Nieto