in ,

Contra viento y marea, la final de la WBSS se realizará

Crédito: WBSS

Kalle Sauerland, el director de boxeo de la World Boxing Super Series, explicó todas las circunstancias que debieron superar para hacer realidad su final de las 200 libras.

Es por eso que la final de peso crucero de la WBSS anunciada entre Yuniel Dorticós (24-1, 22 KOs) y Mairis Briedis (26-1, 19 KOs) se llevará a cabo en Múnich, Alemania, a diferencia de la ubicación original en Letonia, el 26 de septiembre.

“Alemania es un territorio que se ha enfrentado muy bien a la pandemia y ya ha tenido lugar eventos deportivos y de boxeo después de la pandemia”, dijo Sauerland. “También fue la primera liga de fútbol importante en regresar. Es un país que ha sido un líder hasta ahora en hacer frente a la pandemia, por lo que es un territorio que sentimos que era el lugar más eficiente para organizarlo. Eso, junto con las instalaciones de producción de Plazamedia, tomó la decisión por nosotros”.

La pelea, que tuvo que ser cancelada dos veces debido al Covid-19, se llevará a cabo bajo techo en un ambiente controlado, cerrado al público.

“Plazamedia Broadcasting Center es uno de los mejores y más avanzados estudios cinematográficos del mundo”, dijo Sauerland. “Los alemanes son famosos por su tecnología e innovación, y este estudio no es una excepción. Entonces vas a ver una producción épica. Dados todos los otros objetivos móviles que había para nosotros en esta final, por ejemplo, los boxeadores que venían de lados opuestos del Atlántico, por lo que queríamos un lugar que consideráramos neutral en esas circunstancias”.

A diferencia de otros promotores que podían elegir a qué luchadores pelear en sus eventos, la WBSS no tenía ese lujo, señaló Sauerland. Dado el formato de torneo de la WBSS, contra viento y marea, tenían que seguir adelante con Briedis y Dorticós.

“Hubo otras grandes peleas que se iban a realizar antes de la pandemia en las que se podían cambiar las parejas”, dijo Sauerland. “Con nosotros fue un poco diferente. Ya teníamos una final con dos muchachos que se habían clasificado a través de fantásticas semifinales y cuartos de final, por lo que no tuvimos otra opción: no podíamos tomar a Briedis y enfrentarlo a un oponente europeo diferente, o hacerlo al revés y tomar Dorticós y enfrentarlo a un oponente estadounidense diferente. Teníamos que ir con estos chicos. No era negociable, no eran intercambiables, eran insustituibles. Tuvimos que ceñirnos a esos parámetros”.

Briedis se ganó su lugar al detener a Krzysztof Glowacki en junio pasado; Dorticós ganó el suyo al noquear a Andrew Tabiti.

Por: Redacción BDC Internacional

Braekhus activó su cláusula de revancha contra McCaskill

Porter iría con el ganador de Spence vs García