in ,

Derek Chisora cortó su mala racha y se impuso en la revancha al búlgaro Kubert Pulev

Derek Chisora demostró una vez más como a pesar de perder sus tres últimas peleas sigue siendo el show central de una cartelera en Londres en donde volvió a salir con la mano levantada tres años después de su última victoria al imponerse en un duelo cerrado en revancha al búlgaro Kubert Pulev.

Los jueces de la contienda integrados por un búlgaro (Yordan Ezekiev) le dio la pelea a Pulev (116-112) mientras que el inglés (Steve Gray) y el panameño (Guillermo Pérez Pineda) hicieron lo propio en favor de Chisora que se llevó una decisión dividida por 116-112 y 116-114.

El naturalizado inglés Chisora golpeó bien al cuerpo en la segunda mitad, la parte más entretenida de la pelea, metió dos cabezazos no percatados por el árbitro local Marcus McDonnell que le abrieron dos heridas al europeo oriental, quien pese a ello nunca retrocedió.

En el octavo, Pulev clavó un golpe curvo similar a un ‘upper cut’ que le puso las piernas de plastilina a Chisora, quien supo sobrevivir refugiándose en las cuerdas.

Ambos regalaron un trayecto de pelea muy entretenido desde el asalto siete hasta el campanazo final, dejando un buen sabor de boca entre los asistentes al O2 de Londres.

Chisora levantó a la gente de sus butacas con sendos volados de derecha que asimiló muy bien Pulev, pero no por ellos dejaron de darle un buen dividiendo e impresión positiva ante el jurado de parte de Chisora.

“Es un día alegra y triste a la vez. Alegre porque gané lo necesitaba y triste porque sé que me quedan un par de peleas más para terminar mi carrera”, dijo Chisora en la entrevista final en DAZN

 

“La pelea con Crawford está más cerca que nunca, se va a dar”, Errol Spence Jr.

En polémica decisión, Brandon Figueroa debuta con victoria en las 126 libras