in

“Es momento de traer esos cinturones mundiales a Australia”: Moloney

Crédito: Top Rank

Jason Moloney regresará a Las Vegas para su segunda pelea consecutiva en Estados Unidos, donde enfrentará al ‘Monstruo’ Naouya Inoue, campeón unificado del peso gallo, en una lucha que se firmó luego que el otro campeón de la división, John Riel Casimero, firmara una contienda voluntaria contra Duke Micah en septiembre; y al momento de realizarse dicho enfrentamiento, el australiano sabía que tenía que ir contra el japonés.

“Estaba seguro de que mi próxima pelea sería contra Casimero o Inoue. Una vez que Casimero anunció que estaba peleando contra Micah, me sentí muy bien acerca de mis posibilidades de conseguir esa pelea de ensueño con Inoue”, dijo Moloney a Boxing Scene.

“Esto es boxeo y nada es oficial hasta que se firma el contrato. Una vez que Tony Tolj (gerente de toda la carrera de Moloney) nos dijo que nuestros vuelos estaban reservados para regresar a Estados Unidos, fue entonces cuando se estableció que realmente está sucediendo”, agregó.

Moloney llega con una racha de cuatro victorias consecutivas, todas por nocaut, desde la única derrota en su carrera en octubre del 2018 contra el entonces invicto campeón Emmanuel Rodríguez, en un evento que marcó su debut en Estados Unidos. Desde entonces, solo volvió al continente americano para derrotar a Leonardo Báez el pasado mes de junio.

Para el australiano esta pelea será un salto significativo en su carrera, pues tendrá el gran desafío de buscar los títulos mundiales de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y súper de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante el invicto campeón en tres divisiones y participante libra por libra; por lo que ser campeón mundial es un logro que tiene pendiente y el cual ha anhelado, que se le escapó en su pelea contra Rodríguez. “Estuve tan cerca de convertirme en campeón mundial. Fue desgarrador”, recordó. Sin embargo, es consciente de que ha mejorado desde entonces.

“La cantidad que mejoré en dos años, ni siquiera puedo explicarlo. Siento que estoy diez veces mejor desde esa noche. He trabajado para volver a subir en la clasificación. Una vez que pasé a Báez, estaba listo para cualquiera de los campeones. Era Inoue o Casimero. Eso fue todo. Si regresábamos a Estados Unidos, en cuarentena durante 14 días, no quería que fuera solo para otra pelea para mantenernos ocupados. Pedí esta pelea, mi equipo cumplió y ahora es el momento de traer esos cinturones de regreso a Australia”, sentenció.

Por: Redacción BDC.

Ultimátum de la OMB a Patrick Teixeira

Roban casas de Chávez Jr. y Mauricio Sulaimán