Fran Mendoza, tras los pasos de ‘Nacho’ Mendoza en España

Fran Mendoza, tras los pasos de ‘Nacho’ Mendoza en España

1668
0
COMPARTIR

Ignacio ‘Nacho’ Mendoza llegó a España en el año 2002, y desde entonces ha llevado sus puños a lo largo y ancho del país ibérico, logrando una cantidad importante de victorias, títulos y reconocimientos, que le tiene como uno de los peleadores a seguir en el país europeo.

Con un registro de 43-13-3, y con 37 años, el nacido en San Antero, Córdoba, ha servido de inspiración para su familia, sobre todo para su hermano menor Fran Mendoza, quien ha comenzado el camino como boxeador profesional en España.

Con una victoria por la vía rápida el pasado 20 de julio, el menor de los Mendoza comenzó con pie derecho su andar en la pantalla grande del boxeo con su hermano como guía.

La carrera como amateur de Mendoza ha estado plagada de éxiotos: ocho títulos nacionales de boxeo en Colombia y varios llamados a hacer parte de la Selección Colombia en distintos  certámenes internacionales, donde logró un subcampeonato en Rusia 2015, en el marco del campeonato mundial juvenil.

Era claro el salto al profesionalismo, y claro que debía hacerlo en el país donde su hermano se ha hecho figura. “Estoy deseando poder subir al ring y hacer una gran pelea en mi debut”, fueron las palabras del joven Fran en la antesala de su contienda del 20 de julio, la cual libró en Ordizia, municipio perteneciente al País Vasco, zona donde vive Ignacio Mendoza, ante el hondureño Edwin Barrera (3-5), de 26 años y mayor experiencia.

Este buen arranque en las 122 libras, más los consejos de su hermano y el apoyo de su familia, podrán ayudar mucho al púgil colombiano a acumular victorias en territorio español, y quien quita, poder lograr en título regional como ya lo ha hecho ‘Nacho’, quien recientemente perdió por decisión dividida el pasado 29 de junio.

“Sabe boxear, es valiente y va hacia delante. Fran tendrá que enseñarnos todo lo que sabe”, dijo José Luis Celaya, su manejador.

Por: Redacción BDC Internacional – Foto: Euskobox