in , ,

Idipron, el instituto que rescata vidas a través del boxeo en Bogotá

El Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud -Idipron- de Bogotá tiene como misión formar ciudadanos creativos e innovadores con oportunidades, desde un modelo pedagógico basado en los principios de afecto, alegría y libertad y un talento institucional que apropia la vocación de servicio y liderazgo para construir proyecto y sentido de vida en los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en habitabilidad en calle, en riesgo de habitarla o en condiciones de fragilidad social de la ciudad.

A ese instituto llegó Sebastián Molina, un joven como cualquier otro, con la problemática de tener demasiado tiempo libre y no saber cómo ocuparlo. Hoy Sebastián ya tiene cinco años con el instituto, convirtiéndose en un referente dentro de este y siendo entrenador, además es boxeador profesional con tres peleas, teniendo un récord de dos victorias y un empate.

“Yo no sabía qué hacer con el tiempo y buscaba un espacio donde estudiar y practicar alguna disciplina”, comentó Molina a BDC.

Dentro de sus programas, Idipron tiene BoxVida, un espacio en el que se implementa el entrenamiento funcional, un ejercicio metódico que fortalece y tonifica el cuerpo por medio del trabajo con balones medicinales.

“Algo muy importante en este proceso del boxeo es llegar a comunidades con las que nadie quiere tratar. Ellos, en sus etapas de la vida, se han desarrollado habilidades que los han hecho fuertes. Orientarlos hacia una disciplina, hacia una práctica sana que cuide sus cuerpos, es una buena alternativa”, explicó Molina.

Las condiciones para ingresar a Idipron son las siguientes:

-Tener entre los 14 años cumplidos y los 28 años.

-Encontrarse en situación de fragilidad social, estar en riesgo de habitar calle o ser habitante permanente en calle.

-Habitar en la ciudad de Bogotá.

-Estar en riesgo de explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes – ESCNNA.

-No estar como estudiante activo en un colegio y tener una edad superior al grado que debería estar cursando (deserción escolar y/o extraedad).

-No tener medidas privativas de la libertad.

-Tener sanciones judiciales tales como amonestación, imposición de reglas de conducta, prestación de servicios a la comunidad, libertad asistida e internación en medio sem-cerrado.

-No recibir acciones de restablecimiento de derechos o beneficios de otras instituciones.

Idipron tiene como visión ser un referente en la ciudad y en el mundo en prácticas pedagógicas innovadoras, que desarrollan talentos, generan oportunidades y transforman la vida de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en ciudadanos felices.

Por: Redacción BDC

Naoya Inoue destruyó a Nonito Donaire en dos asaltos y unificó las tres coronas del peso gallo

“Las medallas olímpicas no las cambio por nada”: Julio Torres