La salud mental del boxeador y su cuidado en confinamiento

La salud mental del boxeador y su cuidado en confinamiento

359
0
COMPARTIR

El confinamiento por causa del COVID-19 puede generar problemas en la salud mental producto de las emociones. Es ahí cuando reconocemos la importancia de complementar nuestro ejercicio físico con el mental.

En un deportista de alto rendimiento, como un boxeador, tener una armonía entre el cuerpo y alma es fundamental para obtener su mejor forma deportiva.

Por ello, en Boxeo de Colombia Podcast, que se emite de lunes a viernes en las noches por nuestro canal de Facebook, recurrimos a los conocimientos del psicólogo experto en atención deportiva, Jaime Alejandro Roa, quién explicó el deber ser del cuidado de la salud mental de un boxeador.

¿Qué tan efectivo es el entrenamiento en casa?

En los diferentes escenarios del ser humano las condiciones cambiaron en cuarentena. Ya no se recibe el golpe, el contacto físico, que eso nos genera un proceso de activación mayor para generar una reacción ante un oponente. En estos momentos la competitividad se ve afectada, aunque los entrenamientos sean a consciencia, porque es importante sentir competencia, más cuando hablamos de alto rendimiento, en donde es importante tener al otro para generar habilidades y experticia que se aprende con la experiencia. En el ring se generan rituales como deportistas y esas dinámicas se están viendo alteradas. La técnica y la estrategia se mejora, pero se necesita a un rival en frente.

¿Qué positivo podemos tener de un entrenamiento en casa?

Hay que verlo por el lado positivo, porque en las distancias se trabajan procesos mentales en los deportistas. Hay que generar estrategias para generar activación en el deportista sin necesidad de tener ese contacto con el otro. Hemos conversado con atletas por videollamadas para hacer procesos de activación, concentración y autoconfianza que es muy importante desde la psicología del deporte.

¿Cómo trabajar las emociones naturales que genera el confinamiento?

Existen técnicas y estrategias que cada psicólogo desarrolla a la medida de su experiencia. Cada ser humano es un mundo, las técnicas no pueden repetirse porque cada persona asimila de manera diferente. Podemos utilizar la herramienta del auto-diálogo. Algunos atletas no conocían que tenían habilidades para resolver ciertos conflictos que los llevan a perder un combate en el ring. Muchas veces somos desconocidos para nosotros mismos.

Sobre todo, la ansiedad de querer hacer y no poder…

La ansiedad debe trabajarse en los deportistas de alto rendimiento. La manejamos con una actividad que se llama bloqueo de pensamiento. Nosotros reaccionamos a eso queriendo comer, o caminar, o correr o gritar, es muy particular, a pesar de que tiene factores asociados. El atleta por medio del auto reconocimiento sabe qué le genera la ansiedad y entrenamos para que esos pensamientos no salgan, poco a poco, porque a veces el no querer pensar en algo nos hace pensar más en eso. Hay que trabajar las técnicas de respiración. Esos procesos nos ayudan a regular el cuerpo y que esté más estable.

¿Cómo es el proceso del deportista para acomodarse a su realidad una vez termine la cuarentena?

Estamos viviendo el presente y hemos vivido en casa. Se están creando protocolos que debemos socializar con deportistas para que el salir no se convierta en un problema y esa readaptación y vuelta al ring nos genere dificultades psicológicas que puedan afectar el rendimiento deportivo. Necesitamos reacomodarnos cuidando nuestra salud mental con factores como el sueño y la alimentación. Hay que tener planimetría de nuestras actividades, porque esto genera que nos acostemos más tarde y nos levantemos más tarde o que andemos todo el tiempo en el celular. Hay que hacer cosas que requiere nuestro cuerpo para la preparación deportiva y la salud. Hay que trazarse objetivos a corto y mediano plazo.

Volver al boxeo sin público, ¿qué traumas puede generar?

Para algunos el público, el estar rodeado de emoción, genera activación, pero esta puede ser positiva o negativa. Hay que entrenarse mucho en la concentración, para que ningún factor externo afecte. Pero hay gente que para activarse y generar la vibra, necesita gente.

¿Qué atención psicológica debe recibir un boxeador antes y después de un combate?

Las dos son importantes, sin embargo, las estrategias son diferentes. Primero hay que activar gradualmente porque ese entrenamiento mental no se realiza el día de la pelea, sino en la semana. En el día anterior generamos dinámicas del plan de enfoque, donde se plantean objetivos y qué estrategias se van a utilizar. Muchas veces un golpe te hace perder el foco y te saca del combate y eso lo trabajamos para que el atleta responda a ese factor externo que se haya salido de su planificación. Luego del combate se trabaja en las técnicas de la relajación y una evaluación al plan de enfoque previo a la pelea y eso nos da base para trabajar la siguiente semana.

Por: Jeffry Almarales Nieto