in ,

Lomachenko vs López, pelea desde las esquinas

El próximo 17 de octubre se llevará a cabo una de las peleas, sino la más, esperada por todo el mundo del boxeo. En The Bubble, del MGM Grand de Las Vegas, Vasyl Lomachenko (14-1, 10 KOs) y Teófimo López (15-0, 12 KOs) se enfrentarán en 12 asaltos del peso ligero para unificar tres campeonatos mundiales de la categoría.

Los títulos de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y súper de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en poder del ucraniano, y de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), en poder del hondureño nacionalizado estadounidense, estarán en juego junto con el orgullo de cada pugilista, y aún más, de sus entrenadores.

Ambos boxeadores campeones han tenido desde sus inicios el respaldo de sus esquinas y además de títulos, tienen algo en común: sus padres son quienes los preparan para los combates. Anatoly Lomachenko y Teófimo López están detrás del éxito que cada uno ha tenido en sus carreras.

Ellos también tienen una pelea aparte, desde la esquina, con preparación, estrategia, gritos e indicaciones. Más que cinturones mundiales y orgullo de boxeadores, está también el de los padres, quienes buscarán sumar una victoria más. Así, se planta un condimento extra en Las Vegas.

Anatoly, ‘el trabajo silencioso detrás del héroe’

Detrás de ‘Hi-Tech’, la máquina ucraniana de 32 años, Anatoly, quien ha preparado a su hijo para convertirlo en lo que es actualmente: un boxeador ágil que causa mucho daño sobre el ring, haciendo ‘el trabajo silencioso detrás del héroe’.

¿La clave? “Tomamos un oponente a la vez y nos preparamos para ese oponente. No me corresponde decir que él es el mejor ahora. Cada oponente es diferente. Te gustaría lanzar un golpe y noquearlos, pero eso no sucede; por lo que debes prepararte para cada oponente individualmente y hacer un trabajo diferente para cada tipo. Mi hijo no es perfecto, siempre hay cosas que mejorar”, expresó en una entrevista concedida al LA Times hace algunos años.

Entrenador del año en 2017 para la Asociación de escritores de boxeo en América y para la revista Ring en 2018, Anatoly ha estado alejado de los micrófonos y las cámaras. Su labor centrada en sacar cada vez más, lo mejor de su hijo, quien buscará una nueva defensa de su condición lograda en 2014.

Teófimo, el orgullo de López

Pero en frente estará Teófimo López, padre. Acompañando a su hijo desde el debut en 2016 y ganando varios títulos, el más reciente de la FIB ante Richard Commey, sabe que ante Lomachenko su hijo tendrá una gran oportunidad. Por eso, calienta la contienda la contienda contra el ucraniano, pues ya “es algo personal”.

“Lo han respetado, los boxeadores le entran con miedo. Mi hijo no lo aguanta, no lo quiere. Mi hijo dice que le va a hacer lo mismo que le hizo a Diego Magdaleno, no dijo a Commey porque a él lo queremos bastante. Dijo Magdaleno porque habló sobre nosotros los hondureños, que no servíamos ni para el fútbol, por eso lo reventó bastante. Esto no va a ser una pelea, va a ser un castigo. Esto es algo personal (…) Me le metí en la cabeza, lo tengo en mis manos. El miedo de Lomachenko es la derrota, a él no le importa el dinero, solo le importa ser el rey que lo han puesto a ser, lo cual no es. Tiene miedo, mucho miedo, porque esta es una pelea muy peligrosa para él y él lo sabe (…) No va a durar más de cinco rounds, en las peores condiciones de mi hijo no va a pasar del quinto. Si mi hijo está bien, no pasa del tercero”, declaró el entrenador del hondureño a BDC Podcast hace algunos meses.

Cruces verbales, al ring

Así, pelea cazada para ‘El Brooklyn’. Nueve años más joven que el ucraniano y espera propinarle la segunda derrota en su carrera, arrebatándole su condición de campeón.

“Personalmente, no me gusta el tipo y no me gusta la forma en que se comporta. Es arrogante. No quiero promocionarlo ni siquiera diciendo su nombre. En cada entrevista que hago, o lo he hecho durante mucho tiempo, ese es el tipo por el que todos me preguntan. Su nombre no lleva mi carrera, y después de esta pelea, no quiero oír hablar de él”, dijo López, boxeador.

“En mi país, si insultas a alguien, es mejor que estés preparado para que te lastimen. Si estuviéramos en mi país, aprendería bastante rápido que no puede hablar. Si tengo la oportunidad de causarle dolor, lo haré. Ahora es un campeón mundial, y ahora habla demasiado. Por supuesto, se merece esta pelea. Él hace esto para todas estas peleas. Quiero decir, su charla basura”, respondió Lomachenko, el púgil.

Muchos condimentos para una pelea cocinada desde hace meses, que tuvo que postergarse por la pandemia causada por el COVID-19 y que estuvo cerca de no llevarse a cabo debido a que no había acuerdo por parte de López en cuestión al pago. Sin embargo, luego de semanas de negociaciones, la pelea está en marcha.

Por otra parte, el campeón se quedará con toda la gloria, y el perdedor, con las manos vacías y sin la posibilidad de disputar una revancha, pues no se estipuló algún tipo de cláusula en el contrato que obligara a cualquier parte a llevar a cabo Lomachenko vs López II.

Condimentos listos, pelea cocinada, mesa servida. Comensales en el ring, y en las esquinas. Lomachenko vs López y Anatoly vs Teófimo. Contiendas dentro y fuera del cuadrilátero, por la gloria entre los ligeros y el orgullo para cada ganador.

Por: Redacción BDC.

¡Épico! Zepeda noqueó a Baranchyk en una pelea con ocho caídas

“Ante Baranchyk demostré de qué estoy hecho”: Zepeda