in ,

McCaskill, preparada para Braekhus

Crédito: Marco Pérez - Mpsportimages.com

El 2020 no ha sido un año común para nadie en el mundo, pues la pandemia por el COVID-19 ha causado muchas variantes en diferentes ámbitos, y el deporte ni ha sido la excepción.

Sin embargo, para Jessica McCaskill parece haberle sonreído un poco, pues estaba programada para enfrentar a Cecilia Braekhus el 17 de abril en Oxon Hill, en una pelea de cartelera de DAZN, teniendo la gran oportunidad de enfrentar a la mejor libra por libra en el boxeo durante varios años.

Infortunadamente, el 17 de abril fue un mes después de que la mayoría de Estados Unidos ingresó en confinamiento debido al comportamiento de la pandemia en los diferentes estados del país, por lo que el evento finalmente se canceló.

McCaskill entendió que su pelea fue pospuesta y continuó preparándose para esta oportunidad, trabajando fuertemente en un campo de entrenamiento, y ahora, el 15 de agosto, tendrá su pelea contra Braekhus en una pelea que será la cabeza del evento que se realizará al aire libre en Tulsa, con el ring instalado en la calle

“Hay mucha gente quejándose de la cuarentena y de 2020 en general, pero solo estoy tratando de aprovechar al máximo todo lo que pueda, porque eso es lo que haces: haces limonada con limones, o tal vez limonada y tequila”, bromeó McCaskill.

Sin pandemia, el horario de McCaskill es ajetreado. Además de ser boxeadora, trabaja tiempo completo como banqueta de inversiones y mantiene una rutina ocupada, corriendo en la mañana antes de empezar su turno a las 6:30 a.m. y saliendo a las 3:30 p.m. con rumbo al gimnasio. Pero eso ha cambiado al realizar trabajo remoto, facilitándole sus actividades.

“Tener que pasar por cuarentena en mi trabajo diario y entrenamiento, ha sido una transición un poco fácil, porque básicamente siempre estoy en el gimnasio. En el gimnasio o en mi casa, y más gimnasio, estoy casi en casa para cuidar a mi perro. Las únicas otras cosas que realmente hago es comprar comida de vez en cuando.  Básicamente estoy en cuarentena sin intentarlo, todo está muy enfocado”, afirmó.

Sin embargo, todo este tiempo le ha servido para reflexionar y ser consciente que todos los “pasaron por alto”. “Al comienzo del torneo, había literalmente imágenes de las otras tres chicas y no de mí. De cualquier manera, voy a hacer mi trabajo, y va a llegar a un punto crítico si a la gente le gusta o no. Simplemente estamos haciendo las cosas de la manera correcta, justa y tomar el control. Mi cara generalmente se usa en días festivos estadounidenses cuando es necesaria para apoyar a Estados Unidos y a una determinada marca. Lo he visto mucho”, enfatizó.

Además, tanto tiempo de inactividad oficial le ha servido para analizar diferentes estilos de boxeo para aplicarlos de la mano de su entrenador, Rick Ramos; y para revisar el estilo de Cecilia. Pero también sabe que “el boxeo es probablemente uno de los deportes más esporádicos y volátiles donde no se puede predecir”.

“Puedes entrar en una pelea con un peso y esto cambia, puedes entrar en una pelea por un título y luego eso cambia, puedes estar peleando contra cierta persona y luego eso cambia.  Muchas de esas cosas suceden regularmente, sin culpa de nadie, y solo tienes que estar preparado para esos cambios. Sabiendo que mi deporte existe dentro de esos reinos, nada me sorprende realmente, solo tengo que estar preparado para cualquier cosa”, sentenció.

Por: Redacción BDC Internacional.

CMB sancionó a Porter contra el invicto Formella

Cuadras reveló altas probabilidades de enfrentar a ‘Gallo’ Estrada