in

Moloney inició batalla legal por decisión ante Franco

Crédito: Top Rank

Tras el resultado de su revancha contra Joshua Franco, que terminó sin decisión tras dos asaltos, Andrew Moloney y su equipo legal iniciaron una batalla protestando formalmente por el veredicto de la noche del 14 de noviembre en el MGM Grand Conference Center de Las Vegas. En aquella ocasión, la contienda se detuvo porque Franco no podía continuar debido a un corte en su ojo derecho, que estuvo cerrado e hinchado.

La repetición extensa de lo sucedido sugirió fuertemente que un golpe de izquierda de Moloney, en el primer asalto, inició el daño; y luego de la revisión, que duró más de 25 minutos, finalmente la Comisión Atlética del Estado de Nevada (NSAC por sus siglas en inglés) cumplió con el fallo y Franco abandonó el ring y el escenario por completo, quedándose con el título mundial supermosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Desde entonces, la Comisión y el equipo legal de Moloney comenzaron sus diálogos y las esperanzas de que el caso aparezca en la próxima agenda mensual de la Comisión, actualmente programada para el 2 de diciembre, ahora tendrá que esperar hasta el primer trimestre del 2021, esperando que el asunto esté bajo revisión.

“Andrew Moloney tiene derecho a una audiencia que establece que las decisiones del árbitro que declaran faltas durante una pelea pueden ser anuladas después de una audiencia ante la Comisión. La decisión del árbitro de declarar un cabezazo accidental ha recibido la atención de los medios internacionales”, dijo el abogado de Moloney a Boxing Scene.

También, el abogado precisó que están en proceso de obtener más tomas de vídeo que jugarán “un papel crítico en una audiencia para demostrar que, de hecho, no ocurrió ningún tipo de cabezazo durante el combate”.

Sin embargo, el caso no sería escuchado ante el panel de cinco personas de la Comisión antes de la audiencia de la agenda del NSAC en enero, sino en febrero, alegándose que no existía tal sala en el expediente de diciembre. Además, se ha sugerido que tal demora es necesaria debido a la pandemia del COVID-19, que ha obligado a los funcionarios estatales a reunirse mensualmente en conferencias telefónicas.

“No hay razón para que este caso no sea escuchado en la próxima reunión. Todo este asunto sobre si es factible o no debido a COVID, he estado llevando a cabo audiencias y argumentos en la corte, y el video no es un problema para mostrar en Zoom o en cualquier otra conferencia llamada. Aquí tienen la oportunidad de admitir que cometieron un error. Por qué no están haciendo eso aquí, no lo sé. Pero no dejaré que Andrew se joda más de lo que ya ha sido el caso”, sentenció el abogado del australiano.

Por: Redacción BDC.

Promotor de Nakathila criticó Herring vs Frampton

Salas, entrenador de Robeisy Ramírez, positivo para COVID-19