in ,

“Peleo por mi papá, él es mi mundo”: Santa Cruz

Crédito: PBC

Casi todos los boxeadores luchan por sus familias. Leo Santa Cruz está aún más motivado de lo habitual por hacer historia esa noche de sábado en San Antonio. El campeón de cuatro divisiones quiere lograr una sorpresa contra Gervonta Davis ante todo para su padre.

José Santa Cruz, quien ha entrenado a su hijo desde que era niño, ha estado confinado a una silla de ruedas durante las sesiones de entrenamiento de Leo para la pelea de Davis. José Santa Cruz, que ya era un sobreviviente de cáncer, casi muere de COVID-19 durante el verano.

El padre del súper campeón de las 130 libras de la AMB pasó más de un mes en un hospital en junio y julio. Se ha recuperado del coronavirus hasta el punto en que puede ayudar a Leo y Antonio Santa Cruz, el hermano y co-entrenador de Leo, a planear estrategias para una pelea difícil. Davis figura aproximadamente como un favorito 6-1 para ganar en Alamodome.

“Estoy peleando esta pelea por mi familia, por mi papá”, declaró Leo Santa Cruz. “Mi papá significa el mundo para mí. Todo lo que tengo es gracias a él porque me empujaba todos los días”.

Antes de que el padre de Santa Cruz sobreviviera al COVID-19, soportó el mieloma múltiple en etapa 3, un cáncer que afecta las células plasmáticas de la médula ósea. El tratamiento intenso de José mientras luchó valientemente contra esa enfermedad incluyó quimioterapia y cirugía de columna, que causó efectos secundarios prolongados.

José estuvo previamente confinado a una silla de ruedas mientras Leo se entrenaba para su primera pelea contra Carl Frampton, quien sigue siendo el único oponente en derrotar a Santa Cruz, quien perdió por decisión mayoritaria de 12 asaltos ante Frampton en julio de 2016 en el Barclays Center de Brooklyn.

Por: Redacción BDC

“Santa Cruz es mi oponente más duro”: Davis

La pelea de boxeo que Khabib Nurmagomedov pagaría por ver