in

Stevenson y el sueño dorado que piensa revalidar como profesional

Crédito: Top Rank

Desde muy pequeño, Shakur Stevenson se sentaba con su abuelo Wali Moses a ver boxeo en la televisión. Su abuelo entrenador criticaba la actuación de los púgiles, pero Shakur las imitaba haciendo sombras por toda la casa.

De ahí nació el amor de Shakur por el deporte, y fue llevado por su abuelo y su co-entrenador Kay Koroma a torneos internacionales, puesto que Shakur quería enfrentar a los rusos, los ucranianos, los cubanos y no solo a los estadounidenses.

Sus actuaciones lo llevaron a la final de los Juegos Olímpicos de 2016, donde perdió contra el cubano Robeisy Ramírez por 2-1.

“Cuando perdí en esos Juegos Olímpicos, me convertí en un animal”, dijo Stevenson. “A partir de ese momento, supe que nunca volvería a sentir ese sentimiento”.

Shakur dio el salto al profesionalismo, pero quedó la sensación de que lo hizo siendo el número dos, por lo que en el boxeo de paga no tiene permitido perder.

Este sábado, Stevenson se enfrenta a Jeremiah Nakathila por la versión interina del título superpluma de la OMB, siendo Shakur ampliamente favorito en las apuestas.

“Oye, escucha, si este tipo te pone un guante, deberías retirarte”, dijo Tyson. “Ese tipo no podría golpearte si te vendaron los ojos”.

“Sí, tienes razón en eso”, dijo Stevenson riendo.

Por: Redacción BDC

“Linares debió haber ido por todo contra Haney”: Díaz

“Noquearé y retiraré a Pacquiao”: Spence