in

Un solo golpe en pleno de ‘Canelo’ Álvarez quebró a BJ Saunders

Crédito: Matchroom Boxing

Literalmente, Saúl ‘Canelo’ Álvarez necesitó solo de un golpe para obtener la victoria la noche de sábado sobre Billy Joe Saunders, en Texas, en una pelea unificatoria del peso súper mediano.

Fue un Saunders complicado hasta donde duró por su constante movimiento, puesto que en el octavo un tremendo golpe hirió el ojo y el pómulo del europeo, quien no se recuperó y se quedó sentado en su banquito en el descanso previo a la novena ronda.

Todo ocurrió ante la atenta mirada de 73.126 personas, quienes rompieron el récord que hasta ahora manejaba el duelo de Leon Spinks vs. Muhammad Ali II en 1978, que ingresó a 63.350 aficionados.

El primer round fue netamente de estudio, con ambos boxeadores analizando la estrategia de su rival. ‘Canelo’ quiso tomar el protagonismo soltando tres bombazos que terminaron en las zonas blandas de Saunders, quien tuvo buena guardia.

Desde el inicio se vio la intención del mexicano de llevar una pelea a la media distancia, mientras que Saunders reculaba y empleaba mucho su jab para no entrar en intercambios con Álvarez, aprovechando su mayor estatura y alcance.

El propio ‘Canelo’ se percató de lo que trajo Saunders al ring, el cual recorrió en toda su dimensión para mantener a Saúl a la distancia, que fintaba y ponía anzuelos para que Saunders atacara y él también encontrarlo en el camino, aunque en pocas ocasiones ocurrió.

En esas pocas ocasiones que ‘Canelo’ conectó, Saunders sacó su lengua e hizo otras señales de burla contra Álvarez, indicando que no sentía su pegada, aunque en la esquina mexicana Eddy Reynoso opinaba lo contrario. Lo cierto es que el volumen de golpeo de ‘Canelo’ era insuficiente, también condicionado por un incómodo Billy Joe que nunca dejó de moverse.

Así transcurrió la primera mitad de la pelea, al ritmo de Saunders, quien evitó intercambios y se mantuvo a la distancia, entrando en ocasiones no para lastimar, pero sí para marcar una buena cantidad de golpes que para la óptica de muchos lo hicieron merecedor de igual número de rounds que ‘Canelo’ hasta ese momento.

Crédito: Matchroom Boxing

Para la segunda mitad de la pelea Saunders mostró cansancio y fue mayormente alcanzado por ‘Canelo’, quien se empezó a llevar esos asaltos.

Tal disminución en el movimiento le permitió a ‘Canelo’ acercarse más y maltratar de verdad, aunque para eso debieron pasar ocho rounds. En ese episodio ‘Canelo’ conectó un tremendo volado de zurda en pleno en el ojo derecho de Saunders, quien notoriamente sintió el dolor. De inmediato, el inglés mostró inflamación y cambio de color en su rostro.

Álvarez siguió atacando ante un Saunders visiblemente magullado y ralentizado por ese solo golpe y el estadio explotó, máxime cuando el mexicano se tomó el tiempo de pedir arengas antes de atacar a su rival, quien no soltó un solo golpe en su defensa.

Cuando llegó a su banquito, Saunders cayó postrado, diferente a la imagen de ‘Canelo’, quien ni siquiera quiso sentarse. Su ojo no abría, por lo que su visibilidad era poca o nula. Ante esto su entrenador Mark Tibbs prefirió impedir que su gallo saliera al noveno y detener la contienda, poniendo una toalla blanca en la cabeza de Saunders, que sirvió para que el público presente no viera sus lágrimas de tristeza, pero la imagen quedó captada en televisión.

Crédito: Matchroom Boxing

Hasta el momento de la detención ‘Canelo’ iba arriba en las tarjetas por 78-74 en dos ocasiones y 77-75.

‘Canelo’ ahora luce los cinturones AMB, CMB, OMB y Ring Magazine del peso súper mediano y se acerca más a la unificación de la categoría. Ahora solo le queda Caleb Plant, que tiene la correa de la FIB.

Por: Jeffry Almarales Nieto

Elwin Soto lució en guerra mundialista con Takayama

“Quiero ser el primer mexicano campeón unificado”: ‘Canelo’