in

“Ya es hora de subir a 140”: Rolando Romero

Rolando Romero (14-0, 12 KOs) consiguió otro impresionante nocaut, derribando a Anthony Yigit (24-2-1, 8 KOs) tres veces en su camino hacia una victoria por nocaut técnico en el séptimo asalto para retener su título mundial interino de peso ligero de la AMB.

Romero controló la acción en todo momento, castigando al zurdo Yigit en la cabeza y el cuerpo.

“No calificaré mi desempeño, pero obtuve un nocaut feroz y lo lastimé varias veces en la pelea. Cada vez que aterrizo algo, lo lastimó”, dijo Romero. “El estilo europeo siempre es incómodo y él era un tipo más grande”.

La primera caída se produjo en la quinta ronda cuando, inmediatamente después de que le descontaran un punto por golpear en el descanso, Romero envió a Yigit a la lona con un corto de derecha a la sien. Yigit se puso de pie con las piernas temblorosas y fue salvado por la campana que sonó momentos después.

“Se lastimó, pero sonó la campana así que no tuve tiempo de rematarlo. Si tuviera ese tiempo extra, lo habría conseguido. Estaba sosteniendo, realmente no quería participar porque estaba realmente herido. Él estaba asustado”, comentó.

Yigit recibió más bombas en el sexto y no pudo resistirlas en el séptimo cuando Romero lo derribó, esta vez con una combinación de tres golpes. Romero se abalanzó una vez que Yigit se levantó, conectando un gancho de izquierda que derribó a Yigit por tercera vez, lo que obligó al árbitro a detener la acción a los 1:54 del séptimo asalto.

“Necesito llegar a 140. Es mi categoría de peso natural. Siento que seré mucho más fuerte. Estuve en 135 durante, ¿cuánto, cuatro años? Ya es hora de que suba”, cerró.

Por: Redacción BDC

“Es difícil decir que podría ser mi última pelea”: Pacquiao

“Puede ser mi último ciclo Olímpico”: Céiber Ávila